"
San Juan 8 > A un click > papada

Conocé la técnica para bajar la papada

El mewing, es ejercicio para  “eliminar” la papada que es furor en la actualidad.

Desde la pandemia a esta parte, una de las aplicaciones que cobró mayor relevancia fue TikTok, con sus videos cortos de gran alcance que muestran las nuevas tendencias a nivel mundial. En ese sentido, uno de los tópicos más virales es el mewing, un ejercicio para “eliminar” la papada que es furor en la actualidad. Pero, ¿cómo es y de dónde surge?

Se trata de una técnica creada en los años ‘70 por el ortodoncista británico John Mew -quien le da el nombre- y tiene como objetivo mejorar la estructura facial a partir del correcto posicionamiento de la lengua.

“Todo nace cuando Mew difunde los supuestos beneficios del método, entre ellos, que ayuda a respirar mejor, aliviar dolores mandibulares, redefinir la forma maxilar alineando los dientes inferiores con los superiores”, explicó a TN el médico especialista en Cirugía Plástica Estética y Reparadora y vicepresidente de la SACPER, Jorge Wetzel (MN: 81.500).

Te puede interesar...

En esa línea, la cirujana estética Johanna Furlan (MN 122.975) completó: “Mew decía que realizar este ejercicio con frecuencia puede modificar la forma maxilar de una persona. Esto genera un mejor espacio para que los dientes se alineen de forma natural y ocurra un aumento en el espacio de la lengua, que supone una mejora de la deglución, la respiración y la estructura facial”.

Esta propuesta fue motivo de debate y controversia a nivel mundial: sus colegas cuestionaron su planteo y lo consideraron como algo “peligroso y delirante”, ya que no hay evidencia científica que lo respalde.

Aunque la teoría pasó bastante desapercibida en su momento, reapareció hace un tiempo en las redes sociales como un método que podría ayudar a quienes quieren reducir su papada. Si bien puede ser usada por mujeres, generalmente son los hombres los que la eligen para obtener una mandíbula más pronunciada.

Cómo se hace correctamente el mewing

Según indicó Natalia Ivarrola, instructora de gimnasia facial y técnicas de rejuvenecimiento natural, es un método “natural, no invasivo” y precisó los pasos a seguir para hacerlo de manera correcta:

  • Unir los labios como si estuvieras diciendo la letra “M”.
  • Alinear los dientes. Aquí es importante no hacer fuerza con las piezas dentales ni contra el suelo bucal.
  • Aplanar la lengua contra el paladar: “Al principio uno apoya solo la punta y es como si el resto quedara colgando. Sin presionar, hay que elevarla hasta que no haya espacio”.
  • Mientras se busca la mejor posición de la lengua, tiene que haber una respiración que acompañe el movimiento.

Mewing: cuáles son sus beneficios y riesgos

Los especialistas coinciden en que el mewing busca armonizar el rostro, delinear la mandíbula, elevar los pómulos, relajar y tonificar la parte del suelo bucal.

“Los resultados se pueden ver a partir de la cuarta semana, siempre y cuando se haga con constancia. Estos efectos estarán signados a la disciplina de la persona porque no es tan fácil alcanzarlo. Hay que llevar a cabo una práctica diaria, una especie de entrenamiento, hasta incorporarlo como hábito”, señaló Ivarrola.

En esa línea, Wetzel agregó: “Para modificar la forma de la mandíbula sería necesario reproducir esta técnica por muchos años y desde la seriedad que le concierne a la opinión médica, no se pueden descartar complicaciones secundarias a este procedimiento”.

Una práctica incorrecta “puede llevar a problemas en la alineación dental, causando más daños que beneficios”, afirmó Furlan y sostuvo: “Debemos realizar esta técnica bajo la supervisión profesional odontológica, especialmente si se tiene una condición dental preexistente”.

“En el mundo de las tendencias de salud y belleza que se muestran en las redes sociales, el mewing es motivo de debate. A primera vista, podría parecer una solución simple y efectiva para mejorar la estética facial, pero es crucial analizar si esta técnica se adapta al paciente sin conllevar riesgos. Sin la guía médica adecuada, esta práctica podría llevar a tensiones musculares o problemas en la articulación temporomandibular (ATM). Además, una técnica incorrecta podría resultar en cambios no deseados en la estructura dental o facial”, remarcó la cirujana.

En tanto, Ivarrola subrayó: “Si lo ejecutás mal te vas a dar cuenta, ya que la lengua va a estar incómoda o no vas a poder respirar bien. De todas formas, si hacés demasiada presión, podrías llegar a desplazar las piezas dentales hacia adelante”.

Por qué es furor en TikTok: los famosos que se suman a la técnica

Volver a traer esta técnica que había quedado olvidada está relacionado con TikTok, donde cientos de usuarios comparten el antes y el después de las transformaciones y de resultados obtenidos, lo que lleva a que más personas quieran probarlo.

Aunque se asocie más a la mujer, un buen porcentaje de este contenido lo realizan los varones porque el cambio en sus mandíbulas es drástico; mientras que el público femenino tiende a intentar reducir la papada.

“En Argentina es muy nuevo, pero cada vez son más las personas que buscan una opción que no sea quirúrgica”, contó la instructora facial.

Sin embargo, el especialista Wetzel aconsejó: “Si una persona está disconforme con su estética facial, el primer paso que debería dar es consultar a un cirujano plástico calificado, quien podrá valorar el caso con base en sus conocimientos y con evidencia científica real cuál sería la mejor conducta a seguir”.

“Son muchas las modas y los tratamientos empíricos mágicos con supuesta eficacia que prometen desde el descenso de peso, pasando por la reducción de grasa localizada, el rejuvenecimiento o el cambio estético. Algunos de estos procedimientos funcionan, pero muchos de ellos son solo producto de publicidades engañosas”, cerró.

FUENTE: TN