Comscore

POLICIALES

Trasladaron al penal a Carlos Martínez, el ginecólogo acusado de al menos 13 abusos sexuales

Tras presentarse ante el juez Guillermo Adárvez se decidió que sea alojado en el Servicio Penitenciario. Al igual que ante el juez Pablo Oritja, se abstuvo de declarar.

Carlos Martínez, el ginecólogo acusado de hasta el momento 14 casos de abuso, se abstuvo de declarar ante el juez Guillermo Adárvez y fue enviado al Servicio Penitenciario. La abstención era la estrategia más firme que se barajaba luego que el médico hiciera lo mismo ante el juez Pablo Oritja, en Jáchal, donde enfrenta otras tres causas por el mismo delito. Martínez ingresó al Palacio de Tribunales pasadas las 9 de la mañana ocultando, a los medios de comunicación, su cara entre sus ropas. Al momento de sentarse ante Adárvez se abstuvo de declarar, aduciendo que lo hará más adelante. En cuanto a la causa en el 3° Juzgado de Instrucción, se lo imputó por 8 denuncias, seis de ellas por abuso sexual gravemente ultrajante y 2 por abuso sexual con acceso carnal. Esta última carátula lleva también la causa que enfrenta en la circunscripción de Jáchal. El juez dispuso estudios psicológicos y psiquiátricos al profesional, quien ya fue procesado en 2006 y 2013 por hechos iguales y que por demoras de la Justicia prescribieron. Las penas que le cabrían a Carlos Martínez pueden ser de 4 a 8 años de prisión por abuso gravemente ultrajante y 6 a 15 años en caso de abuso con acceso carnal. Teniendo en cuenta que son varias denuncias podrían sumarse los años. Carlos Martínez fue denunciado por una mujer de 22 años, embarazada, quien contó que con la excusa de realizarle un chequeo, el ginecólogo la estimuló, cuando sólo bastaba con un hisopado. Este fue el puntapié para que otras pacientes, una de ellas menor de edad, se animen y cuenten sus experiencias. Martínez está detenido desde el domingo, cuando se entregó en la Central de Policía, tras permanecer prófugo por 48 horas.