"
San Juan 8 > San Juan > almacenero

Un almacenero contó que le llegó más de $700 mil de luz y no sabe cómo pagarla

Se trata de Pedro Montenegro (65), quien tiene su negocio en en calle Suipacha y avenida Córdoba, en Capital. "Antes teníamos la soga en el cuello y ahora ya estamos asfixiados", dijo a este diario.

Pedro Montenegro, un almacenero de 65 años, está al borde del colapso económico. Dueño de un pequeño almacén ubicado en la intersección de Suipacha y avenida Córdoba, donde vende frutas, verduras, gaseosas, heladeras, lácteos y fiambres, Montenegro se enfrenta a una situación desesperante.

"Es un negocio muy familiar y no puedo pagar esa cantidad de luz", comentó el almacenero con evidente preocupación. "La primera factura fue de $265 mil y de repente me vino una de $730 mil. Me triplicaron el valor".

Montenegro, quien ha dedicado 20 años de su vida al comercio, asegura que la situación es insostenible. "Estamos en una situación extrema de manera permanente. Antes teníamos la soga en el cuello y ahora ya estamos asfixiados. No solo es la luz, también están las rentas, la AFIP como monotributo. Pago tanto y no sé si podré seguir funcionando. Ya no tengo alternativa que cerrar mi negocio y quedarme en la calle".

Te puede interesar...

La situación de Montenegro se complica aún más al no contar con empleados y vivir únicamente de su trabajo. "Estoy buscando la manera de sacar un préstamo porque no me da el presupuesto. Me la paso trabajando y no tengo de dónde sacar dinero. Yo, que no soy nadie económicamente, me están sacando un millón de pesos. Estoy trabajando en el aire, no tengo jubilación y no sé hasta dónde nos quieren llevar", se lamentó Pedro con sanjuan8.com.

En casa, la situación es igual de complicada. Montenegro vive con su esposa, quien solo cobra una pensión de 200 mil pesos. "Somos yo y mi esposa, y ella solo cobra una pensión. No sé qué vamos a hacer", concluye, reflejando la angustia y el miedo que enfrenta ante un futuro incierto.

Aumento de luz

El Gobierno Nacional, mediante una reciente resolución, estableció el nuevo Precio Estacional de la Energía Eléctrica (PEST) correspondiente a la programación estacional del invierno y nuevos precios para el gas en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST). Estos nuevos precios se trasladarán a las facturas a partir del corriente mes de junio de 2024, o sea que ya aplica para los consumos que se empezaron a concretar desde el sábado pasado.

El aumento porcentual en las facturas de electricidad varía significativamente según el nivel de ingresos de los usuarios. Para los usuarios de ingresos altos (N1), la factura aumentará en un 22.85%. Los usuarios de ingresos medios (N3) experimentarán un incremento mucho más significativo, con un aumento del 155.88%. Por otro lado, los usuarios de ingresos bajos (N2) verán un aumento del 99.29% en sus facturas de electricidad.

Aumento del gas

El Gobierno Nacional ha establecido nuevos precios para el gas en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST), que se reflejarán en las facturas a partir de junio de 2024. Estos ajustes buscan garantizar un suministro sostenible y equitativo, evitar el desabastecimiento y asegurar la viabilidad económica del sector energético.

Para los usuarios residenciales N1 (ingresos altos) y los sectores productivos (comercios e industrias), el nuevo precio será de 3,30 USD/MMBTU, según la distribuidora. En cuanto a los usuarios de ingresos medios (N3) y bajos (N2), los precios se fijaron de la siguiente manera:

N3 (ingresos medios): El consumo base será de 2,34 USD/MMBTU, mientras que el consumo excedente se pagará a 3,30 USD/MMBTU.

N2 (ingresos bajos): El consumo base será de 2,14 USD/MMBTU, y el consumo excedente se pagará a 3,30 USD/MMBTU. Para ciertas subzonas tarifarias (Buenos Aires Sur, Chubut Sur, Provincia de Neuquén, Cordillerano, Santa Cruz Sur y Tierra del Fuego), el consumo excedente se pagará a 2,50 USD/MMBTU.

Con estos ajustes, se establece un precio único para todos los usuarios, promoviendo una mayor cobertura del costo de suministro por parte de los usuarios residenciales. Además, el Gobierno, en línea con el Decreto 465/24, ofrece bonificaciones en los precios mayoristas, según el nivel de ingreso y el límite de consumo de los usuarios.