San Juan 8 > San Juan > repavimentación

Pese al Zonda, comenzó la repavimentación de avenida Central

La obra contemplará el tramo de avenida Ignacio de la Roza desde Mendoza hasta Alem. En esta primera etapa, abarca hasta Sarmiento.

Con tres máquinas y dos camiones este domingo comenzó el trabajo de repavimentación histórica de una de las tres avenidas convenidas. Se trata de la Avenida Ignacio de la Roza en el tramo de Mendoza a Sarmiento.

Sin cortes de tránsito el flujo vehicular estuvo ordenado, gracias a las tareas de información previa y de señalización en el lugar. Mientras se trabaja en un carril, se puede circular por el otro en doble mano.

Te puede interesar...

En el lugar se utilizará la técnica empleada para la repavimentación de Avenida Rawson. En esta oportunidad se intervendrán el tramo de Ignacio de la Roza desde Mendoza a Alem. Los trabajos están referidos al estudio previo de las losas, demolición o restitución de las mismas, sellado de juntas y colocación del carpetín de 2.5 cm para unificar la superficie. Una vez colocado el carpetín, se liberará el tránsito en ambas manos por unos 14 días para luego colocar la carpeta final de asfalto, de 4 cm. De no haber complicaciones de obras, el plazo estimado total de esta obra es de 60 días.

La Municipalidad de Capital aportó personal del servicio de Monitores Urbanos, Policía Comunal y de la Dirección de Comunidades para informar a vecinos y comerciantes, y ordenar a los ciudadanos que pasan por esa zona.

Cabe recordar que la repavimentación de Avenida Ignacio de la Roza está proyectada desde Mendoza hasta Urquiza y tendrá una inversión de alrededor de $108 millones para mejorar más de 30 mil m² de pavimento.

En el convenio de repavimentación histórica firmado hace dos semanas entre el Gobierno de San Juan, a través del Ministerio de Obras de Provincia y la Municipalidad de Capital también se incluyeron Avenida Córdoba desde Avenida Rawson hasta Las Heras y Avenida Libertador Gral. San Martín desde Avenida Rawson a hasta Santa María de Oro. La inversión total para dar una solución a los “rebotes” en las losas de hormigón largamente deterioradas es de $561.368.081.