Crimen por empalamiento
Jueves 20 de Septiembre de 2018

Hombre empalado: cómo debió preservarse la escena del crimen para no atrofiar la cadena de custodia

Los errores policiales provocaron el enojo de los miembros de la Justicia, en especial del juez Heredia que deberá hacer un doble esfuerzo para resolver el caso del hombre que murió por empalamiento. Estos son los pasos que se obviaron por creer que se trató de una muerte natural.

/// Por María Eugenia Vega

Existe un protocolo de procedimiento en la escena del crimen que se debe cumplir a nivel federal. Así lo ha establecido el Ministerio de Justicia de la Nación, para respetar las actuaciones de los diversos agentes implicados en el lugar del hecho. Además, ahora se trabaja de manera minuciosa teniendo en cuenta el papel crucial que juega el Laboratorio de Investigación Forense. Por esta razón, tanto los efectivos de la comisaría jurisdiccional que llegan primero al lugar, como los peritos de Criminalística debe tener en claro los procesos a seguir. Esto es precisamente lo que no se cumplió en el caso del Ramón Escudero (65), el hombre que fue hallado sin vida en su casa de Santa Lucía y que fue trasladado a la Morgue con un informe de actuaciones por fallecimiento, que nada tenía que ver con lo que realmente debió ser: el inicio de una investigación por homicidio.



"Si las muestras o evidencias no son tomadas sistemáticamente, o no llegan correctamente para su procesamiento, los resultados alcanzados carecen de valor probatorio en tanto y en cuanto la posible contaminación puede fundamentar la duda razonable para el presunto imputado", esto mismo es lo que dice el protocolo general. Entonces, las pruebas de Luminol y las pericias que se realizaron en la tarde de este miércoles, cuatro días después de haber encontrado el cuerpo, serán en vano si un abogado (de algún sospechoso que se presente) se opone a la utilización de estos elementos probatorios.




En el caso de Escudero, luego de que su sobrino lo hallara boca abajo con algunas manchas de sangre (en su cabeza), se presumió que el caso tenía que ver con una muerte natural. El policía, de la seccional 29° de Infante, que llegó hasta el sitio informó las características de la escena de manera telefónica. "No hay rastros de violencia", le dijo al secretario del Juzgado Correccional en turno, Juan Pablo Ortega, quien grabó la conversación de manera preventiva. Este dato lo cambió todo. La escena del crimen comenzó su proceso arbitrario de contaminación por no cumplir con los siguientes pasos de preservación que respaldan la cadena de custodia. A Escudero no le habían prestado atención como correspondía, ya que tenía su pantalón roto con signos de empalamiento, con una lesión anal evidente. Esto pasó desapercibido hasta que el cadáver llegó a la autopsia.



Los pasos a seguir, según el protocolo son los siguientes:

1) Aislar y proteger rápidamente la escena del delito.

2) Recoger, en primera instancia, los indicios biológicos y preservar los rastros.

3) Usar ropa protectora:

  • a) Guantes limpios (doble) y cambiarlos cuando se manipulan indicios biológicos de distinto origen.
  • b) Barbijo o mascarilla y ambo protector descartable para cubrir la ropa y contaminación de quien levanta la muestra.
  • c) Pelo recogido y cofia.

4) Usar material descartable para extremar las condiciones de asepsia; material que luego debe eliminarse, según las normas de destrucción de residuos biológicos.

  • a) Embalar cada muestra por separado.
  • b) Usar embalajes de cartón o papel, siempre que sea posible.
  • c) Utilizar diferentes instrumentos como pinzas o pipetas para colectar diferentes evidencias, que deben descartarse o limpiarse correctamente luego de la toma.
  • d) Limpiar con lavandina diluida (10%) entre cada muestra, si el material es reutilizable.

5) No añadir conservantes a la muestra.

6) El responsable debe comunicar toda muestra que sea considerada peligrosa —física o químico-biológicamente— para extremar las medidas de protección y evitar riesgos.

Manchas en objetos no transportables

Los soportes pueden ser:

Soportes no absorbentes (por ejemplo: cristales, metales, etc.):

Pueden recolectarse de dos maneras:

a) Método 1:

  • I) Frotar con un hisopo estéril ligeramente mojado con agua destilada estéril o solución fisiológica estéril sobre la mancha.
  • II) Colocar en un sobre de papel, transportar inmediatamente al laboratorio.
  • III) Secar a temperatura ambiente en un lugar apropiado para tal fin.

b) Método 2:

  • I) Raspar la costra con un bisturí estéril sobre un papel limpio sin utilizar.
  • II) Doblar cuidadosamente.
  • III) Introducir en un sobre de papel.

En cuanto a las muestras derivadas de la superficie corporal:

1) Buscar manchas de semen o saliva así como posibles mordeduras e hisopar con hisopo estéril.

2) Embeber, si la mancha se encuentra seca, el hisopo en solución fisiológica estéril o agua destilada estéril.

3) Secar los hisopos a temperatura ambiente.

4) Guardar en sobres de papel, correctamente identificados con nombre y número de hisopo.

La recolección de muestras derivadas de la ropa de la víctima, se debe realizar del siguiente modo:

1) Inspeccionar y retirar toda la ropa que porte la víctima en el momento de la evaluación.

2) Embalar por separado, rotuladas y etiquetadas.

3) Secar a temperatura ambiente, si las prendas se encuentran húmedas.

Si bien, ayer por la tarde el juez que instruye la causa, Martín Heredia, solicitó pericias y un rastrillaje con perros de la División Canes, todo pareció tener poco sentido o por lo menos no tendrá el valor que pudo haber tenido si se lograba en tiempo y forma. Por estas y otras falencias que no se cumplieron como correspondía, Heredia elevó un pedido al jefe de Policía para que responda en consecuencia por las fallas detectadas. En este sentido, Luis Martínez solicitó un sumario administrativo para los efectivos afectados en este proceso.


Leé: Escándalo: contaminaron una escena y hay menos chances de resolverla

Comentarios