"
San Juan 8 > San Juan > Andino Mercedario

Fabrizio Oieni: "Desde el desconocimiento, se habla de regular una actividad libre"

Uno de los integrantes del Andino Mercedario, se refirió a la actividad en las montañas tras la muerte de Julia Horn, quien se extravió en la zona del cerro Tres Marías.

Tras la muerte de Julia Horn, la turista alemana que murió en montaña, se abre el debate sobre si hay que regular la actividad. Fabrizio Oieni, miembro del Club Andino Mercedario, institución que forma andinistas en la provincia se refrió al tema en una entrevista realizada en el programa “Punto de Partida”, que se emite por Canal 8.

El trabajo de 200 rescatistas que se unieron en la montaña para dar con Julia

Iniciar en la montaña demanda formación, dijo el especialista y remarco que a pesar de vivir en una provincia montañosa, es fundamental respetarla. Lograr desarrollar la habilidad de discernir si se puede ascender, descender o entrar, son características cruciales a considerar antes de subir un cerro. En cuanto al hecho que conmocionó a la provincia, en los últimos días, sostuvo que lo de Julia Horn, va mas más allá de su experiencia o inexperiencia, es parte de los imponderables que es parte también del riesgo de subir la montaña.

Te puede interesar...

Julia Horn fue encontrada en Zonda a 12 kilómetros del cerro Tres Marías

Para Oieni, no es hora de cuestionar si se regula o se prohíbe, es hora de enfocarse en la educación de montaña. La tragedia resalta la necesidad de una cultura de prevención y asesoramiento en lugar de control. La regulación se torna compleja en un entorno tan vasto como la montaña.

“Es imposible regular lo que no se puede controlar”, sostuvo Oieni durante la entrevista. Para el andinista, los sanjuaninos “estamos acostumbrados a prohibir por desconocimiento” pero lo que se debe hacer es cambiar el enfoque más en un territorio mayormente montañoso, la instrucción y la educación son las vías hacia la seguridad efectiva.

Sobre las muertes en la montaña explicó que es parte de la realidad, como lo son en la calle o en cualquier otro lugar. La clave radica en estar mejor preparados para afrontarlos cuando ocurran, con soluciones efectivas y un conocimiento profundo del entorno.

“Se enfocan en los accidentes y no tienen en cuenta que no son tantos, teniendo en cuenta la cantidad de gente que está en la montaña”, en referencia a que no solo hay gente subiendo cerros, sino quienes hacen bicicleta o corren.

Para el integrante del CAM, la montaña y la actividad de montaña no tiene que ser prohibida, sino que pasa por ser comprendida, respetada y enseñada. Es a través de la educación que se forja un vínculo seguro con el entorno.

Embed