San Juan 8 > San Juan > Ley

En San Juan, las nutricionistas festejaron la ley de Alimentación Saludable

La presidenta de la Asociación Sanjuanina de Nutricionistas explicó que es importante que los consumidores cuenten con información clara sobre el valor nutricional de lo que se consume.

Te puede interesar...

“El primer pilar de esta ley es dar información clara al consumidor respecto a lo que va a consumir que tiene que ver con el contenido de ingredientes y el valor nutricional y los nutrientes críticos como el exceso del consumo de grasas saturadas y que si se consumen en exceso se genera una patología crónica”, explicó la profesional a este diario.

Yanina Rodríguez explicó que actualmente no es clara la lectura de las tablas nutricionales. “No es fácil de manejar la información y el etiquetado ya que no muestra con claridad el contenido real sobre todo con los alimentos ultraprocesados”, añadió.

La profesional ejemplificó que cuando se adquiere, por ejemplo, un jugo lleno de imágenes de frutas se cree que se consumirá algo saludable y en realidad el contenido es otra cosa y no tiene nada que ver con lo que se ve.

El proyecto de Ley de Promoción de la Alimentación Saludable contó con 200 votos a favor, 22 negativos y 16 abstenciones. La iniciativa se sancionó minutos antes de la medianoche de este martes. Al momento de la votación hubo 18 legisladores ausentes.

nutricionistas edi.jpg

Los alimentos y bebidas sin alcohol (analcohólicas) envasados (la ley dice que “es todo alimento contenido en un envase, cualquiera sea su origen, envasado en ausencia del cliente, listo para ofrecerlo al consumidor”) tendrán la obligación de llevar en la cara principal un sello negro de advertencia indeleble por cada nutriente crítico en exceso: azúcar, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías. Es decir, pueden llevar uno o más sellos negros.

Según corresponda dirá: “Exceso en azúcares”, “exceso en sodio”, “exceso en grasas saturadas”, “exceso en grasas totales” y “exceso en calorías”. Estas leyendas deberán estar en octógonos negros, con bordes y letras de color blanco en mayúsculas, y su tamaño no podrá ser inferior al 5% de la superficie de la cara frontal del envase.

La misma prevención se aplicará para los casos de valores superiores en cafeína y para alertar sobre el contenido de edulcorantes no recomendables para niños y adolescentes. En estos casos deben llevar las leyendas “contiene cafeína, evitar en niños/as” y “contiene edulcorantes, no recomendable en niños/as”, respectivamente.

Por otra parte, determina que, ante iguales condiciones, el Estado deberá priorizar la compra de alimentos sin estos sellos de advertencia.

“El Estado argentino no va a mirar para otro lado” en un contexto de “enfermedades crónicas no transmisibles” como la obesidad, la hipertensión y los problemas cardíacos, que afectan a su población y que se pueden prevenir a partir de la alimentación, manifestó la legisladora del Frente de Todos Cecilia Moreau, al dar inicio este martes por la tarde al tratamiento del proyecto.

“Esta ley es poner en lo más alto a los consumidores, que hace años reclaman información clara, precisa y veraz”, indicó por su parte su compañera de bloque, Liliana Schwindt.