San Juan
Martes 02 de Enero de 2018

El niño quemado con pólvora recibió el alta y la madre continuó con las polémicas selfies

La mamá del pequeño que se accidentó con pirotecnia en Navidad, quedó en el ojo de la tormenta por la práctica de publicar fotos de su hijo. Ahora se sacó otra selfie en donde se puede ver que el nene se cubre el rostro lastimado. Ella la publicó en su Facebook.

// Bárbara Ardanaz


"¿No te das cuenta que el niño se tapa la cara porque le da vergüenza verse así?", comentó un usuario de Facebook en la nueva selfie que publicó la madre del nene de 9 años que sufrió graves quemaduras en la tarde del 25 de diciembre. Es que en medio de la polémica por los posteos en la red social de fotos con el niño vendado, lo hizo de nuevo y fue intensamente repudiada.


Como estaba previsto el niño que se quemó gran parte del rostro con pólvora dejó este martes el hospital Marcial Quiroga donde permaneció 8 días internado. Su recuperación fue óptima en el Servicio del Quemado y recibió el alta médico, para terminar de mantener el reposo en su casa.


Leé: Un nene jugaba con pólvora, le explotó en la cara y sufrió graves quemaduras


En medio de la alegría por la buena noticia, la polémica por los controvertidos posteos en Facebook que hace su madre no tienen fin. No satisfecha con el repudio que generó la publicación de selfies con el niño completamente vendado e inmovilizado en su cama durante la celebración de Año Nuevo, lo hizo de nuevo.


Leé: El niño que se quemó con pólvora se irá a su casa en medio de una polémica por su madre


Gisel Ávila publicó nuevamente en la red social una selfie con el nene de 9 años ya en su casa. Pero en esta oportunidad, el niño no quiere mostrar su rostro y se lo cubre con las manos y el celular. Inmediatamente los usuarios de Facebook se manifestaron molestos por hacer públicas esa imágenes donde se puede inferir que el nene no está de acuerdo con que tome esa fotografía.


En la cama, con una sonrisa y el nene cubriéndose, sacó la selfie y la publicó con el siguiente posteo:


"Ya en casa mii rey mi cielo mi vidaa le doy gracias a dios pork ya estas mejor y gracias a tdos por estar cn migo cuando mas los necesitavaa".


Embed


El hecho, que dejó internado al pequeño de 9 años, ocurrió la tarde de Navidad cuando éste jugaba con un explosivo pirotécnico, el cual explotó en su mano. Como consecuencia de ello, sufrió quemaduras en rostro, cuello y miembros superiores y debió quedar en la Terapia Intermedia, del hospital Marcial Quiroga. El pequeño ha logrado recuperarse favorablemente por lo que este martes se fue a su casa, como lo adelantó este medio.

Comentarios