"
San Juan 8 > País > dos besos

Polémica en redes: fuerte crítica a la costumbre sanjuanina de dar dos besos

Nacho Elizalde, reconocido panelista del programa conducido por Nico Occhiato, generó revuelo al calificar la práctica de dar dos besos como "ridícula" y propia de "neandertales".

En el último episodio del popular programa de streaming "Nadie dice nada", transmitido por Luzu TV, un comentario desató una controversia sobre las tradiciones de saludo en San Juan. Nacho Elizalde, reconocido panelista del programa conducido por Nico Occhiato, generó revuelo al calificar la práctica de dar dos besos como "ridícula" y propia de "neandertales".

Elizalde, actor y músico con una considerable base de seguidores en redes sociales, expresó su incomodidad tanto con la costumbre española como con la sanjuanina de saludar con un doble beso. A pesar de los intentos de Occhiato por contextualizar el gesto como parte de la cultura, Elizalde persistió en sus críticas, argumentando que el saludo con dos besos consume demasiado tiempo y resulta incómodo para él.

Sus palabras encontraron eco en Flor Jazmín Peña, otra integrante del panel, quien destacó la incomodidad que puede generar la proximidad física entre las personas al realizar este gesto de saludo.

Te puede interesar...

"Están ignorando una parte fundamental del doble beso que nadie presta atención y que yo me siento muy incómoda cuando sucede", expresó Peña, añadiendo un incidente personal que ilustra su punto de vista.

Embed

Sin embargo, no todos estuvieron de acuerdo con Elizalde y Peña. Occhiato, en un intento por defender la diversidad cultural y las tradiciones locales, refutó las críticas, afirmando que el saludo con dos besos es una expresión arraigada en la cultura y debe ser respetada como tal.

La discusión, que se prolongó a lo largo del programa, desató un debate en redes sociales, donde los usuarios expresan opiniones encontradas sobre la validez y la conveniencia de mantener esta costumbre de saludo. Mientras algunos argumentan a favor de preservar las tradiciones culturales, otros sostienen que es necesario adaptarse a formas de interacción más cómodas y respetuosas del espacio personal.