San Juan 8 > País > Cristina Fernández

Cristina Fernández: "Ni renunciamiento ni autoexclusión, es proscripción"

La Vicepresidenta volvió a hablar en público tras la sentencia en la causa Vialidad, criticó a la "mafia judicial" y se refirió a los fondos de coparticipación.

La vicepresidenta Cristina Fernández aseguró que en su discurso tras la condena en la causa Vialidad no hubo "ni renunciamiento ni autoexplusión" sino "proscripción" y advirtió sobre la estrategia para el "disciplinamiento" a la dirigencia política en el acto que encabezó esta tarde el acto de inauguración de un complejo deportivo Diego Armando Maradona en el partido bonaerense de Avellaneda.

Se trató del primer discurso de la expresidenta tras haber sido condenada a 6 años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos. En el evento en el Polideportivo Municipal ubicado en el barrio Villa Corina, Cristina Fernández estuvo acompañada por el intendente local Jorge Ferraresi, quien se desempeñó hasta noviembre pasado como ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat del Gobierno nacional.

Te puede interesar...

"Veía los canales de televisión que decían: 'Primer discurso de Cristina después del renunciamiento'. Hablemos clarito, soy peruca y hablamos clarito. No hay autoexclusión, hay proscripción. El día que yo hablé no estaba enojada, fue algo meditado. Debe ser porque soy mujer, las mujeres somos unas locas. A ellos todo se los disculpa, a nosotras todo se nos discute", advirtió la expresidenta.

Y definió: "Ni renunciamiento ni autoexclusión: proscripción". Luego completó: “La proscripción es un acto de disciplinamiento a la dirigencia política para que nadie se vuelva a animar a recuperar la YPF o las AFJP. O sancionar la ley de medios, o lograr que los trabajadores participen del producto bruto interno. O desendeudar al país y decirle ‘chau al YPF’”.

En ese sentido, explicó que la estrategia de proscripción empezó antes cuando "decidieron que en el juicio oral que me iban a sentar en el banquillo de los acusados era el 21 de mayo de 2019, 15 días antes de que cerraban los plazos electorales para armar los frentes que disputarían la presidencia". "Nadie se acuerda de eso porque el 18 de mayo desarticulé esa maniobra cuando anuncié que íbamos en un frente electoral con quien hoy es presidente”, aseveró.

Coparticipación

Por otro lado, opinó sobre el conflicto de la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires: "Sé que ha habido un montón de dimes y diretes, pero yo quiero ir al fondo de la cuestión. Mauricio Macri modificó con un decreto simple lo que le tocaba, le dio muchísimo a la ciudad más rica de la Argentina”.

“Esto que había sido discutido y criticado por todos los gobernadores fue resuelto por otro decreto de Alberto Fernández. Hubo una ley del Congreso que consagró ese decreto y esa nueva distribución. La Corte hizo caso omiso a una ley, estamos en un momento en el que se suspende una ley”, explicó la titular del Senado.

“Las leyes no pueden suspenderse, el Poder Judicial solamente puede declararla inconstitucional y no aplicarla. También hicieron una incursión en el poder legislativo en el Congreso de la Magistratura, como el peronismo colocaba un peronista en el estamento de los abogados, salieron a modificarlo”, cuestionó.

Para Cristina, la decisión de la coparticipación es una maniobra de la Corte para "darle la campaña electoral al jefe de Gobierno” y comparó hoy al Poder Judicial con un "árbitro que te bombea" en tanto que remarcó la necesidad de que "vuelva a haber un árbitro en serio que aplique el derecho y tenga garantía para todos de que todos son iguales ante la ley".

"Esto puede parecer una discusión entre políticos. Pero ese partido judicial influye en la calidad de vida de los ciudadanos. Hay que despabilarse. Cuando te arrancan la cabeza con la factura del celular, internet, cable, es porque hubo un juez que dictó un Amparo para que no sean servicio público. Lo mismo pasó con las prepagas", aseguró Fernández.

Dirigiéndose a la militancia, a quien buscó apaciguar tras el clamor de "Cristina presidenta", llamó a marchar el próximo 24 de marzo "bajo una consigna: Argentina y democracia sin mafias", porque "nos lo merecemos".

"Que a 40 años de la recuperación de aquella democracia veamos a esa democracia con un Estado paralelo, capturada por las mafias, no es justo para los que sufrieron las consecuencias de la dictadura ni para los millones de argentinos que siguen apostando a que la democracia es la mejor manera de vivir entre nosotros. Por eso creo que el año que viene, el 24 de marzo va a ser una fecha importante para que nos movilicemos bajo una consigna: Argentina y democracia sin mafias. Los argentinos nos lo merecemos", concluyó la Vicepresidenta en el acto de inauguración de un complejo deportivo en el partido bonaerense de Avellaneda.