"
San Juan 8 > País > amiga

Abusó del hijo de su amiga y le bajarían la pena "porque hubo una erección"

Un tribunal debe resolver si hubo "acceso carnal" y si existió consentimiento por la reacción de la víctima durante el abuso.

La Justicia anuló un fallo que condenó a seis años de prisión a una mujer de 37 años que abusó sexualmente de un menor de 14. El hecho ocurrió en La Pampa y la causa entró en suspenso luego de que un tribunal superior considerara que la acusación estuvo mal fundamentada. A su vez, se debate si el hecho de que el chico haya tenido una erección expresa alguna forma de “consentimiento”.

Ocurrió en Realicó, una localidad de 9 mil habitantes situada al norte de la provincia, a 180 kilómetros de la capital, Santa Rosa. El 4 de junio de 2021, en una casa del barrio San Carlos, la dueña invitó a amigos y vecinos a una reunión. Entre las 3:30 y 4:00, un adolescente le pidió un cigarrillo y ella lo invitó a fumar en el patio.

Ella 37, él 14: el caso que conmueve a La Pampa y enfrenta a la Justicia

Te puede interesar...

Minutos después, la mujer llevó al menor a una habitación de chapa que había en la parte trasera de la vivienda: allí le desprendió el pantalón y le hizo sexo oral, a pesar de que la víctima se negaba. Según el expediente, luego hizo que el adolescente la penetrara vaginalmente mientras lo tomaba de los brazos. “Todo sin el consentimiento del chico, quien insistentemente le pidió que lo soltara”, se lee en el escrito al que un medio nacional tuvo acceso.

Justo en ese momento sonó el teléfono de la víctima. Era su mamá, que había estado hasta un rato antes en la casa porque conocía a su propietaria: los hijos de ambos eran amigos. El llamado hizo que se interrumpiera la agresión sexual. Entonces, el adolescente se colocó el pantalón y abandonó el lugar.

En los días siguientes, el chico comía y hablaba poco. El recuerdo del ataque que había sufrido lo atormentaba. Un día decidió relatar lo vivido a su hermana mayor, y ella le sugirió contárselo a su mamá. El 14 de octubre, cuando ya habían pasado más de cuatro meses, la madre del chico presentó la denuncia en la Comisaría Departamental de Realicó. La Fiscalía de Delitos que Impliquen Violencia Familiar y de Género, a cargo de Ivana Hernández, abrió una investigación.

El 14 de noviembre de 2022, el juez de audiencia de juicio de General Pico, Marcelo Pagano, condenó a la acusada a seis años de prisión por el delito de “abuso sexual con acceso carnal”. Se basó principalmente en el testimonio de la víctima en Cámara Gesell y en las pericias psicológicas.

Marcelo Constantino, defensor oficial, interpuso un recurso en el que cuestionó la tipificación: sostuvo que la mujer no podía ser sujeto activo de ese delito al haber sido ella penetrada. Que no fue ella quien accedió carnalmente a la víctima, sino al revés. Que si bien existía un abuso sexual, no correspondía el agravante del “acceso carnal”.

“La mujer es sujeto activo de ‘acceso carnal’ cuando ella introduce algo, y este no fue el caso. No puede ser sujeto activo una persona introducida”, planteó Constantino.

Las diferencias entre los jueces sobre el “acceso carnal” y el presunto consentimiento del menor

El 7 de marzo de este año, la Sala B del Tribunal de Impugnación Penal, con asiento en Santa Rosa, se expidió sobre el fallo en primera instancia. El juez Gabriel Lauce Tedin mantuvo la calificación del delito y convalidó la sentencia inicial. Su colega Filinto Rebechi coincidió en que se trataba de un caso de abuso sexual pero que, en línea con el argumento de la defensa, no debía considerarse un “acceso carnal” y, por ende, la pena debía ser reducida a tres años de prisión en suspenso.

Pablo Balaguer, presidente del tribunal, se alineó con la decisión de Lauce Tedin y ratificó la condena de primera instancia. La mujer, que había llegado al juicio en libertad, quedó detenida en la alcaidía de General Pico.

La acusada volvió a apelar y obtuvo el beneficio de la prisión domiciliaria. Finalmente, el Superior Tribunal de Justicia de La Pampa intervino en el caso: en una resolución publicada a fines de septiembre, cuestionó los fundamentos de Lauce Tedin para sostener la presencia del “acceso carnal” y anuló el fallo. La mujer fue liberada.

El expediente, sin embargo, no está cerrado. En adelante, otra sala del Tribunal de Impugnación Penal deberá resolver si la mujer efectivamente cometió abuso sexual en perjuicio del adolescente, como fue expuesto durante dos instancias del fallo. Además, en el análisis de los hechos, los jueces deberán discutir si hubo o no consentimiento a partir de otro de los planteos realizados por la defensa.

“Mencioné que el chico se excitó y tuvo una erección. Lo encuadro en el delito de ‘estupro’. Hay un vicio de consentimiento, de todas maneras. Es decir, la imputada se está aprovechando del menor. Pero correspondería una pena menor”, aduce Constantino.