"

Con miras al partido contra Boca del próximo domingo en el Monumental, el director técnico de River, Martín Demichelis, aún no define el once titular que saltará al campo de juego en la séptima fecha de la Copa de la Liga. En este camino, el entrenador posee en su libreta algunos nombres confirmados, pero otros todavía están bajo la lupa. El sistema numérico 4-5-1 parecería estar encaminado.

El indicio lo dio Claudio Echeverri. Es que el Diablito, que fue vendido a Manchester City a cambio de 18.498.200 euros brutos y alrededor de 9 millones en objetivos, sería el elegido para integrar la zona ofensiva de la mitad de la cancha junto a Ignacio Fernández y Esequiel Barco, en reemplazo de Franco Mastantuono.

En realidad, la gran incógnita en la mitad de la cancha está en los intérpretes del doble cinco. Durante toda la semana, Demichelis probó todas las variantes posibles con Rodrigo Villagra, Rodrigo Aliendro y Nicolás Fonseca. Uno de ellos se quedará afuera del once y es posible que recién se sepa cuando el entrenador entregue la planilla el próximo domingo, un rato antes del pitazo inicial de Yael Falcón Pérez.

Te puede interesar...

Otra de las dudas está planteada en la defensa. Ya se sabe que Leandro González Pirez y el chileno Paulo Díaz, baluartes de la Era Demichelis, completarán la zaga central, mientras que Enzo Díaz se ubicará en su habitual carril izquierdo. Sin embargo, el puesto de lateral derecho se lo disputan entre Agustín Sant'Anna y Andrés Herrera. El Yacaré fue titular en todos los partidos del campeonato doméstico, pero luego del duelo frente a Vélez siempre lo reemplazó el ex-Defensa y Justicia en el segundo tiempo.