San Juan 8 > Mundo > Jair Bolsonaro

Le dieron el alta a Bolsonaro: él mismo explicó qué le pasó

El expresidente de Brasil fue ingresado por secuelas de la puñalada que recibió en 2018 durante su campaña presidencial

Luego de ser internado de urgencia por un dolor de abdominal en Estados Unidos, el expresidente Jair Bolsonaro confirmó que ya recibió el alta médica del hospital AdventHealth Celebration ubicado en Orlando, Florida. A través de su cuenta oficial de Twitter, agradeció las oraciones en su nombre.

“Después de ser apuñalado en Juiz de Fora/MG, me sometí a 5 cirugías”, dijo y siguió: “Desde la última, por 2x tuve adherencias que me llevaron a otros procedimientos médicos”. Pero ahora confirmó el alta: “Ayer (domingo) nueva adherencia y - hoy lunes- alta hospitalaria en Orlando/USA”. “Agradecidos por las oraciones y mensajes de pronta recuperación”, concluyó.

Te puede interesar...

Desde que fue apuñalado en 2018 en medio de la campaña presidencial de ese entonces, el exmandatario fue internado en varias oportunidades por problemas vinculados a ese episodio. La última vez fue en noviembre del año pasado, cuando tuvo que hacer reposo en el Hospital de las Fuerzas Armadas, en Brasilia.

Antes, a través de una historia de Instagram, Michelle Bolsonaro pidió al pueblo brasileño que recen por su marido. “Estimados, vengo a informarles que mi esposo Jair Bolsonaro se encuentra en observación en el hospital, debido a molestias abdominales producto del apuñalamiento que sufrió en 2018 por parte de un exmiembro del PSOL. Estamos orando por su salud y por Brasil. Dios nos bendiga”, escribió.

El exjefe de Estado quedó en el centro de la polémica el domingo, cuando seguidores suyos tomaron las sedes de los tres poderes en la capital y generaron destrozos, disconformes con los resultados electorales que llevaron a da Silva por tercera vez a la Presidencia. La actitud golpista fue repudiada por la mayor parte de la comunidad internacional, que se solidarizó con el dirigente del Partido de los Trabajadores (PT).

En ese sentido, durante la conferencia de prensa que dio cuando la situación con los manifestantes pudo ser controlada por las fuerzas de seguridad, da Silva apuntó duramente contra Bolsonaro, a quien tildó de “genocida”. Incluso dijo que fue el expresidente quien incitó a la violencia en sus redes sociales.

El expresidente voló a Florida dos días antes de que terminara su mandato el 1 de enero, tras haber impugnado las elecciones del 30 de octubre que perdió frente a su rival izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva. Pero Bolsonaro dejó tras de sí un violento movimiento de partidarios que el domingo irrumpieron en el palacio presidencial, el Congreso y el Tribunal Supremo de Brasil.

Después de ver a los partidarios del exlíder estadounidense Donald Trump invadir el Capitolio de Estados Unidos hace dos años, el presidente demócrata Joe Biden se enfrenta ahora a una creciente presión para sacar a Bolsonaro de su exilio autoimpuesto en los suburbios de Orlando.

“Bolsonaro no debería estar en Florida”, dijo el congresista demócrata Joaquín Castro a CNN. “Estados Unidos no debería ser un refugio para este autoritario que ha inspirado el terrorismo doméstico en Brasil. Debería ser enviado de vuelta a Brasil”, añadió.

Castro también declaró que Bolsonaro había “utilizado el libro de jugadas de Trump para inspirar a los terroristas domésticos”. Su compañera congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez se hizo eco de esas opiniones.