San Juan 8 > Espectáculos > cantante

Patricia Sosa contó como fue el momento en que se divorció de Mediavilla

La cantante contó que ese día el productor musical cayó con un ramo de flores.

Patricia Sosa pasó por Los Mammones y arrasó con su energía desbordante. Con la calidez del anfitrión Jey Mammón, la interprete de “Aprender a volar” repasó su amplia y variada trayectoria en la música, se divirtió recordando anécdotas de su vida con Oscar Mediavilla y terminó con un recital de lujo junto al piano del conductor.

Patricia y Oscar se conocieron de adolescentes. La música los unió como cantante y guitarrista y la vida los reconvirtió en mujer y marido. Están juntos hace 46 años y las pasaron todas. Fueron padres de Marta, recorrieron el mundo con el grupo La Torre, avistaron OVNIs en las cercanías del cerro Uritorco y estuvieron divorciados, una cita a la que el productor cayó con un regalo muy especial.

Te puede interesar...

“Estábamos decididos a no vernos nunca más”, introdujo Patricia en tiempo y espacio, dejando en claro con su tono que la cosa iba en serio. Por eso su sorpresa cuando lo vio a Oscar llegar al juzgado con un ramo en la mano. “¿Y esas flores?”, preguntó la cantante con el máximo desdén posible. “Son para agradecerte los años de felicidad”, respondió su inminente ex marido, igualmente enojado. “Me dio las flores y yo le dije: ‘Gracias’”, remató Patricia, siempre con el mismo tono impostado, que le costaba mantener dado lo insólito de la situación que estaba relatando.

El matrimonio, cada uno con su respectivo abogado y ella con un ramo de flores en su mano, ingresó a la sala para llevar a cabo el trámite. Ahora la que iba a desacomodar a todos era Patricia, que encaró directamente a la jueza: “¿Uno se puede volver a casar con la persona que se divorcia?, preguntó. ”Bueno, bueno. ¿A qué estamos jugando acá? ¡Ustedes se quieren divorciar o no?”, se plantó la jueza, acostumbrada a otro tipo de secuencias en su trabajo cotidiano. “Firmamos el divorcio y nos fuimos a tomar un café”, concluyó la cantante, que tres años más tarde se reconcilió con el guitarrista.

A continuación, el conductor le preguntó por una anécdota que la pareja había vivido en Rusia y que había relatado Mediavilla en su paso por el programa. “Queremos saber tu versión”, le pidió Jey, y Patricia lo simplificó con una frase lapidaria: “Oscar tenía un pedo chicos...”, resumió y pasó a dar su punto de vista.

Después de un recital de La Torre, Oscar se había quedado hablando en el hotel con un colega ruso. A falta de un idioma en común, eligieron comunicarse como si fueran pollos, en un código que solo ellos entendían y aburría al resto. Uno a uno los fueron abandonando, incluida Patricia que se fue a su habitación.

A las 5 de la mañana, Patricia se levantó y vio que su pareja no estaba en la cama. “Este se perdió”, pensó. Y salió en busca de Oscar por los pasillos de un hotel de diez mil habitaciones. “Se abre la puerta del ascensor y estaba él con cinco minas, hecho un bollo, las minas todas entrelazadas. Un espectáculo inmundo”, evocó la cantante. ante las carcajadas del estudio. “¿Qué le dijiste?”, preguntó el conductor, y la invitada pidió permiso para putear: “Andate a la reputa madre que te parió. Me fui, cerré la puerta y él empezó a golpear con un pedo atroz... Por una semana no le abrí”, cerró.

Además de pasear por momentos emblemáticos de su carrera. Evocó la sorpresa del conservadurismo rockero al verla la frente de una banda de rock; su pasaje por la ficción junto a Carlín Calvo y China Zorrilla y la emoción de presentarse ante el Papa Francisco, entre tantos momentos inolvidables. También se prestó a “las 21 de las 21″, el cuestionario variado, donde no esquivó ninguna pregunta.

“¿Le saldrías de garante a Cau Bornes?”, indagó Jey en referencia al ex marido de Valeria Lynch, con quien tiene una amistad. Patricia no dudó y levantó la paleta del “sí” y justificó: “Obvio, es mi amigo. ¿Por qué no iba a ser mi amigo?”, repitió la invitada ante la sorpresa del conductor y los panelistas. A todo esto, igualmente sorprendida estaba Patricia, que seguía argumentando su respuesta. “Detesto las parejas que se separan y uno tiene que elegir”.

“¡Pero vos elegiste por el otro!”, opinó Jey, haciendo referencia a la amistad que unía a las cantantes. Pero la autora de “Endúlzame los oídos lo corrigió: “No. Pasó la vida, pasaron cosas. Cau es una excelente persona. Esta semana me vino a ver”, agregó, redoblando la apuesta. Finalmente, el conductor fue directo a la relación rota entre las dos artistas y respondió que no tomaría un café con ella. “Le deseo lo mejor, que le vaya bien, son muy lindos sus hijos pero yo no tengo nada que hacer cerca de Valeria”, cerró.

FUENTE: PrimiciasYa