San Juan 8 > Espectáculos > Graciela Alfano

Graciela Alfano fue operada y quedó internada

Este viernes al mediodía, se supo que Graciela Alfano debió ser internada en la clínica Austral.

Este viernes, en Socios del Espectáculo (El Trece), informaron que Graciela Alfano se encontraba hospitalizada y que había sido operada.

Adrián Pallares compartió el mensaje que llegó a la producción del ciclo sobre la salud de la expanelista, quien no se encuentra en ninguna situación de gravedad, sino que entró al quirófano sin ningún tipo de urgencia: "En el Hospital Austral fue sometida a cirugía laparoscópica renal programada".

Te puede interesar...

Asimismo, el periodista aseguró que "el procedimiento se realizó sin complicaciones y fue bien tolerado", por lo cual Graciela se encuentra internada para hacer su recuperación postoperatoria.

Minutos después, se recibió el parte medico de Alfano donde se detalla que "En el día de la fecha, la paciente Graciela Alfano fue sometida en el Hospital Universitario Austral a una cirugía laparoscópica renal programada".

Luego se agrega: "El procedimiento se realizó sin complicaciones y fue bien tolerado por la paciente, que se encuentra internada en buena recuperación posoperatoria".

Graciela Alfano apuntó fuerte contra Adrián Pallares y Rodrigo Lussich

Después de desvincularse en vivo de Socios del espectáculo, Graciela Alfano estuvo de invitada a LAM (América) y habló de todo sin filtro. La diva volvió a explicar los motivos de su renuncia y tuvo fuertes palabras para con Rodrigo Lussich y Adrián Pallares.

“Yo no fui contratada por Pallares ni por Lussich, sino que me llamó Adrián Suar. A mi me impusieron y yo no quiero estar impuesta. Uno cuando está en un panel, va para ayudar al conductor”, comenzó diciendo la diva.

Además, reveló que sentía que incomodaba a Pallares con sus comentarios. “Entiendo que yo soy una mina que hablo de sexo, que hablo de mis relaciones, que hablo de lo que se me de la gana. Tengo una postura. Y cuando digo: ‘Se pone mal, debe ser por esto, no le gusta que hablen de sexo. Voy a bajar un poco los decibeles, me voy a hacer un poco la tontita, la minita sumisa’", explicó.

Y, agregó: "Pero después me doy cuenta que pasa todo el tiempo. A este flaco cada vez que alguien dice ‘bombacha’ o ‘calzoncillo’, le pone muy mal, se incomoda, hace caras. Evidentemente, cada vez que hablo, lo pongo mal”.

“Con los temas que tienen que ver con lo sexual se ponía mal”, remarcó. Sin embargo, ella dijo tomárselo muy relajada: “Esto no lo estoy cuestionando. Vos te ponés mal de esto, yo te dejo en paz, hasta luego, bye bye Brasil...”, dijo. Y decidió irse del programa porque “realmente no aporto nada y al conductor lo pongo de mal humor”.

Graciela contó que se dio cuenta de la incomodidad de Pallares tras ver un informe de Bendita (El Nueve). “Beto Casella hizo un compilado de las cosas que él contaba y de las caras de Pallares y era un sufrimiento tremendo. Yo decía: ‘Pibe, estás sufriendo, yo no vengo para que sufras. Yo no necesito nada de este programa. Estoy para divertirme, para aportar. Que estoy haciendo si sufro, si sufre el otro como un marrano, me voy’”, contó.

Por otra lado, reveló que había cierto destrato por parte de la dupla de conductores. “Ellos no me saludaban al llegar ellos. No había contacto ocular. Dentro del programa cuando vos querés que los panelistas hablen, hay contacto ocular. Y si en todo el programa no te miran, no sabés qué pasa y cuando hablas es un martirio... Soy una pesadilla para el conductor”, dijo.

“¿Muchas veces me dicen es ético o no es ético decirlo al aire? Y yo digo: ¿Por qué voy a tener miramientos de cómo se siente una persona en el aire cuando a ese mismo ser le importó un pito como me sentía yo durante un mes y medio?”, dijo Alfano.

FUENTE: Primicias YA