San Juan 8 > A un click > billetera

Un jubilado perdió su billetera y le pagó un asado a quienes la encontraron

Un grupo de trabajadores encontró y le devolvió la billetera al docente. A modo de agradecimiento, el jubilado los invitó a comer.

Un jubilado de Neuquén vivió un enorme disgusto cuando su riñonera se abrió mientras andaba en bicicleta y la billetera con todos sus documentos terminó en la calle. Pero detrás de eso hay una historia que termina con un final feliz.

El protagonista es Luis García, un docente de Historia de 60 años, quien ya se jubiló. El martes salió a pedalear un rato y en un momento una joven lo frenó para avisarle que su riñonera estaba abierta. De inmediato, Luis comenzó a revisar sus pertenencias y comprobó que su billetera se había caído. Desde ese momento comenzó una larga búsqueda para poder recuperarla.

Te puede interesar...

Hasta que llegó a un lugar en el que había un grupo de obreros de la construcción. Entre ellos se encontraba Pablo Fuentes, la persona que había encontrado la billetera de Luis y la guardaba con el objetivo de que volviera a las manos de su dueño.

En diálogo con el diario Río Negro, el jubilado aseguró: “Creo en la gente, y creo bien. Jamás pienso mal del resto y creo que la persona honesta que encontró mis pertenencias estuvo en ese lugar por eso. Esto fue una cadena de buenas intenciones. Si la chica no me avisaba, yo no podía saber luego en qué zona había extraviado mis cosas”, señaló.

El jubilado invitó a los obreros con un asado de agradecimiento

Luis, entonces, no dudó en que tenía que agradecer la buena acción que tuvieron con él y se encargó de darles las gracias a Pablo y a todos los obreros que habían recuperado su billetera. Sin embargo, Luis fue por más y decidió pagar un asado para todos.

El asado se disfrutó debajo de la sombra de un árbol y al costado de las vías. “Que sirva para mostrar que todavía hay gente honesta y que es importante que se conozcan las buenas acciones como la de Pablo, principalmente para que otros las imiten”, dijo Luis, emocionado.

FUENTE: A24