San Juan 8 > A un click > brote

Qué es un brote psicótico originado por consumo de drogas

La duración de los episodios habitualmente es de horas, sin embargo, en sustancias como la cocaína o las anfetaminas los episodios pueden alargarse a semanas.

Este lunes Santiago ‘Chano’ Moreno Charpentier ingresó al Sanatorio Otamendi con una herida de bala en la zona abdominal. El músico tuvo un brote psicótico producto del uso de drogas y quiso apuñalar a un policía que, para defenderse, le disparó en el estómago.

Un trastorno psicótico es la presencia de alucinaciones o ideas delirantes y muchos de los estudios asocian este trastorno con un consumo de sustancias tóxicas como factor desencadenante.

Te puede interesar...

“Por definición es una pérdida de contacto con la realidad brusca, súbita. Es una psicosis aguda, que habitualmente se manifiesta de manera violenta y excitación psicomotriz. Cuando se da en sujetos jóvenes, por lo general, se relaciona con el uso de drogas”, explica a Con Bienestar .Enrique De Rosa Alabaster (M.N. 63406), médico neurólogo y psiquiatra

Según las últimas investigaciones, para que se desarrolle una psicosis en general, y un brote psicótico en particular, debe haber en principio cierta vulnerabilidad genética y en caso de haberla, un segundo factor que interviene para su ocurrencia, es un desencadenante o disparador. Este disparador puede estar vinculado con el estrés, con alguna enfermedad o bien con las drogas.

Las sustancias que pueden desencadenar trastornos psicóticos son: alcohol, alucinógenos, anfetaminas y las de acción como la cocaína, el cannabis, feniclidina; inhalantes; opiáceos; sedantes; hipnóticos y ansiolíticos.

Los síntomas más frecuentes en este cuadro son los siguientes:

Alucinaciones: suelen ser auditivas, generalmente voces, pero en ocasiones también alucinaciones táctiles o visuales.

Delirios: muy habitualmente relacionados con la idea de ser perseguido.

En ocasiones se clasifica también este trastorno en función del momento en que se inicia:

Con inicio durante la intoxicación: cuando los síntomas se manifiestan en el momento de la ingesta de sustancias.

De inicio durante la abstinencia: cuando los síntomas se producen en el período del síndrome de abstinencia.

“Si la persona adicta no está medicada o suspende el tratamiento que evita el cuadro psicótico por drogas, la recaída aumenta las percepciones y reactiva la ideación delirante”, detalla el especialista.

La duración de los episodios habitualmente es de horas, sin embargo, en sustancias como la cocaína o las anfetaminas los episodios pueden alargarse a semanas. En algunos casos es necesaria la hospitalización de la persona con el fin de estabilizarla clínicamente, en otros casos es suficiente con el aumento de la medicación. En todos los casos es un período duro para la familia del paciente porque tienen que hacer un esfuerzo importante para que la persona mantenga conductas básicas como la higiene, alimentación, sueño, etc.

“Son personas que deben estar con un seguimiento muy preciso, muy concreto. Eventualmente judicializado para que intervenga una instancia que lo limite en su capacidad y en situaciones, también deben estar internados”, concluye De Rosa Alabaster.

FUENTE: TN