San Juan 8 > A un click > Mate

Día del Mate: los mitos sobre la infusión argentina

Cada 30 de noviembre, en Argentina, se celebra el Día Nacional del Mate. Esta infusión es parte de la identidad cultural del país.

Desde 2016, cada 30 de noviembre, se festeja el Día Nacional del Mate en honor al caudillo Andrés Guacurarí y Artigas, más conocido como “Andresito”, que además de haber sido el único gobernador indígena de la historia de nuestro país, fomentó la producción y distribución de la yerba mate.

Esta infusión es parte de nuestra identidad cultural. Según datos del Instituto Nacional de la Yerba Mate, en la Argentina se consume un promedio 6,4 kg por habitante por año y la yerba mate está presente en más del 90% de los hogares. La palabra mate nace del vocablo quechua ‘matí’, y significa calabaza, ya que históricamente era el recipiente y material donde más se tomaba.

Te puede interesar...

“Es un alimento muy completo por sus beneficios como protector de enfermedades metabólicas y degenerativas de la salud humana, por sus propiedades antioxidantes y energizantes que aportan su gran cantidad de polifenoles, vitaminas del complejo B, potasio, magnesio y xantinas”, señala un informe de CBSé que destaca también el valor emocional y social de esta infusión. Incluso ese informe puntualiza que en los hogares argentinos ya se consumen más litros de mate que de agua por persona.

En relación a los mitos que giran en torno al mate, la médica especialista en nutrición Virginia Busnelli explicó que son varios, como que el mate no aporta nada y es lo mismo que beber agua. Según la especialista, sin embargo, “el mate cebado aporta polifenoles otorgando a esta bebida capacidades antioxidantes. A su vez, contienen vitaminas del grupo B, algunos minerales como magnesio y potasio y cafeína. Las investigaciones sugieren que la yerba mate tiene propiedades como las de ayudar a bajar el colesterol LDL, proteger el sistema hepático, estimular el sistema nervioso central y beneficiar el sistema cardiovascular; al día de la fecha la evidencia es insuficiente para afirmar esto”.

Otro mito recurrente es que tomar mate “adelgaza”. Para la experta, con todo, “no hay alimentos que adelgacen o engorden. El mate puede consumirse tranquilamente en planes de descenso de peso, en forma de infusión en el desayuno o merienda, o como acompañamiento durante el día. Es importante no agregarle azúcar ya que de esa forma se convertiría en una bebida que aporta calorías vacías. Una práctica muy común, es la de reemplazar la comida con mate, con el objetivo de “engañar a la panza”, de esta forma, no solo podríamos llegar a excedernos con su consumo, si no también estamos perdiendo tiempo engañándonos cuando podrías estar trabajando en aprender hábitos sostenibles en el tiempo”.

Para la experta en nutrición “no hay dudas de que el mate es parte de los argentinos, de nuestros hábitos cotidianos, de nuestro modo de vivir. No tomamos mate por sed, tomamos mate por costumbre, preferencia y sentido de pertenencia. En el contexto actual, la pandemia hace que cada uno tenga el propio, esto nos permite chocar nuestros mates y brindar juntos celebrando la vida y su día”.

FUENTE: eldía.com