San Juan 8 > A un click > Fortnite

Con 8 años lo contrataron por 33.000 dólares para jugar Fortnite

Joseph Deen fue fichado por Team33, un equipo de esports de Hollywood. Es una apuesta a futuro ya que legalmente no podrá competir hasta que cumpla 13.

Los esports son el deporte del futuro y con el pasar del tiempo muchos jóvenes dejan de idealizar a futbolistas o basquetbolistas y comienzan a tener como ejemplo a pro players de diferentes videojuegos. Es que el contacto con la tecnología, las redes sociales y plataformas digitales es constante, y allí pueden encontrar contenido diario de a quienes admiran. Por esto debemos acostumbrarnos a que los sueños de las próximas generaciones estén relacionados a los deportes electrónicos. Y esa chispa o ilusión comienza a forjarse desde muy temprana edad, como es el caso de Joseph Deen, que con apenas ocho años firmó un contrato de $33,000 dólares para ser parte de un equipo profesional.

El niño se convirtió en la persona más joven en la historia del Fortnite en recibir un pago por jugar, pero oficialmente no podrá competir hasta que alcance los 13 años, la edad mínima permitida para formar parte del competitivo. La organización que decidió contratarlo es Team 33, que tiene sede en Hollywood, California. Si bien no es de las más renombradas a nivel internacional, y apenas tiene seguidores en sus redes, cuenta con sustento económico y podría picar en punta los próximos años. El contrato no llegó solo, porque también le proporcionaron una computadora gamer valuada en $5000 dólares, para que pueda entrenar al mayor nivel.

Te puede interesar...

“Es un sueño hecho realidad. Si bien muchos otros equipos no me tomaron en serio debido a mi corta edad, desde Team 33 me vieron jugar Fortnite y me permitieron entrenar y aprender con ellos todos los días. Hoy no podría estar más feliz de convertirme en miembro oficial del equipo”, contó Joseph tras su fichaje. Con solo ocho años no cuenta con la edad legal para trabajar pero, según explicó su madre, en el contrato no hay un límite de horas semanales para jugar, es súper flexible y puede darse de baja en cualquier momento si la familia así lo prefiere.

Team 33 puso los ojos en él hace tiempo, y apuesta a futuro para que Joseph pueda formar parte del competitivo en algunos años. “Uno de mis cazatalentos se puso en contacto y me dijo que tenía que conocerlo porque es increíblemente bueno, y si no lo fichábamos alguien más lo iba a hacer”, le explicó Tyler Gallagher, director ejecutivo y cofundador de Team 33 a la BBC.

“Estamos más que emocionados de tenerlo en el equipo. En secreto hemos estado buscando talentos durante los últimos años y estamos orgullosos de firmar oficialmente a Joseph. Nos propusimos entrenarlo porque los jugadores jóvenes son el futuro y queremos comenzar a enseñarles desde temprano. Ha demostrado una tenacidad y un compromiso increíbles y se ha entrenado con nosotros casi a diario. Ahora finalmente todo ha dado sus frutos y es un día trascendental para todos nosotros“, agregó Gallagher.

Fortnite es un videojuego muy popular entre los jóvenes, y un gran número de jugadores aún no son mayores de edad. El ejemplo más claro es el argentino Thiago “K1ng” Lapp, que logró el quinto puesto en la Worlds Cup del 2019 realizada en Nueva York. El oriundo de Tigre tenía 13 años para dicha competencia, la edad mínima requerida. Hoy forma parte de FaZe Clan.

A mediados del 2020 la escena del Fortnite entró en shock por una fuerte sanción por parte de Epic Games al brasileño Zenon, de apenas 9 años. La compañía desarrolladora lo baneó por 1460 días, hasta que cumpliera 13. En ese momento era parte de DETONA Gaming y había participado en Arena, las partidas competitivas del título. Hace algunos días anunció que se retiraba debido a esto. “Ya no tengo ganas de jugar el juego. Todo lo que pasó me dejó muy desanimado. Un año después todavía sigo baneado y sin poder usar mi cuenta. Todo se juntó y me hizo perder las ganas de jugar”, escribió en Twitter.

Por otro lado, en 2019 la organización FaZe Clan se vio envuelta en un escándalo, ya que su jugador Patrick ‘H1ghsky1’ Bragaru mintió sobre su edad. Decía tener 13 años, pero se comprobó que era menor. El chico alegó que lo hizo porque no podía esperar dos años para competir, pero en ese momento fue baneado de Twitter y de Twitch, ya que legalmente podés crearte una cuenta si tenes dicha edad.

Joseph deberá esperar un tiempo para poder competir. Quizás cuando tenga 13 el juego haya cambiado totalmente o no tenga sistema competitivo. Son muchos años para una escena que se renueva constantemente. Temporada tras temporada los nuevos títulos nacen y caen. A su corta edad ya cuenta con sustento económico y todas las comodidades para seguir perfeccionándose. Tal vez no se termine dedicando al Fortnite, pero tendrá todas las herramientas y el conocimiento para ser un pro player.

FUENTE: Infobae