"
San Juan 8 > A un click > trabajo

Cómo salir del estancamiento laboral

Estos cuatro apsos pueden ayudar a superar dicha situación temporal.

La carrera profesional de la mayoría de las personas nunca sigue un camino recto. A veces, los empleados pueden quedarse estancados por un tiempo, tal vez porque haya algunos contratiempos. ¿Qué hacer cuando se tiene la sensación de que ya no se avanza?

“Cómo afrontar estas situaciones es una cuestión de actitud”, comenta Reinhild Fürstenberg, fundadora y directora de la empresa de asesoramiento profesional Fürstenberg Institut de Munich, Alemania. Lo que esto implica, dice, es tener claro cuál es tu objetivo en ese momento. “La tarea de alguien que está enfermo es recuperarse”, ejemplifica.

De manera similar, durante un período de sequía en la carrera, puede ser útil recordar una cosa: ahora es su trabajo enfocarse específicamente para mejorar la situación. Esto se aplica incluso si primero necesita un tiempo de descanso antes de poder volver a dedicarse a proyectos profesionales. “Lo importante es tomar el control de la situación uno mismo”, afirma.

Te puede interesar...

Cuatro pasos que pueden ayudar a superar el estancamiento laboral

  • Motivarse para seguir adelante. Alguien que ha sido ignorado para un ascenso o que no ha logrado un aumento salarial suele quedar atrapado en un vacío motivacional. El autor y orientador profesional Branko Woischwill recomienda establecer objetivos pequeños y alcanzables para crear una sensación de logro. Esto puede animar a seguir adelante. También es útil visualizar objetivos profesionales a largo plazo, por ejemplo utilizando tableros de visión o mapas mentales, añade Woischwill. En algunas situaciones, como por ejemplo en la pérdida del trabajo, quizás no exista una buena solución inmediata, admite Fürstenberg. “Entonces puedo decirme a mí mismo: ‘Esto es un montón de basura. Tienes que aceptarlo. Soportarlo también es parte del trabajo’”, dice.
  • Considerar un revés como una oportunidad de desarrollo profesional, Woischwill reconoce que los contratiempos profesionales pueden ser desalentadores y ralentizar el avance profesional. “Es importante no considerar estos acontecimientos como derrotas personales, sino más bien como una oportunidad para seguir desarrollándose”, afirma. El autor recomienda analizar cada incidente de manera objetiva y preferiblemente plasmar los pensamientos por escrito. Esto es crucial para reconocer dónde hay potencial de mejora y proponer algunas medidas concretas. Los profesionales pueden, por ejemplo, trabajar las habilidades de negociación u optimizar el desempeño personal. El orientador profesional Fürstenberg dice que los momentos bajos en el trabajo pueden ser una oportunidad para pensar si quizás gustaría intentar tomar otra dirección. Recomienda preguntarse: ¿Qué es lo que realmente disfruto hacer en mi vida diaria? ¿Cuáles son mis habilidades, en qué soy particularmente bueno?
  • Detener la espiral de pensamientos negativos. Los reveses profesionales suelen desencadenar pensamientos y emociones negativas. Una podría ser la sensación de perder un tiempo valioso en una fase en la que en realidad se supone que se producirá un importante avance profesional. Hay que liberarse de esos pensamientos, afirman los expertos. “La carrera profesional es sólo un camino por el que sigo”, comenta Fürstenberg. “Pero también hay otros caminos que puedo tomar”. Lo que se entiende por “carrera exitosa” es algo que las personas deben definir por sí mismas. “Lo que cuenta no es sólo el puesto, el coche o el salario”, afirma Fürstenberg. Los supuestos contratiempos laborales también pueden ser el comienzo de una carrera satisfactoria. Woischwill cita otros aspectos. “Las crisis profesionales son habituales y pueden deberse a reestructuraciones empresariales, cambios en las condiciones del mercado o circunstancias personales”, señala. Lo importante es mantener una visión equilibrada y reconocer que las recesiones profesionales suelen ser temporales y pueden formar parte de una trayectoria profesional más larga.
  • Analizar qué salió mal. Por supuesto, no es necesario endulzarlo todo. Cualquiera que haya experimentado reveses profesionales y esté a flote en su carrera también debería aprovechar esta fase para preguntarse: “¿Qué pudo haber salido mal? ¿Dónde necesito desarrollarme si quiero progresar?”. Fürstenberg dice que puede ser frustrante darse cuenta de que uno mismo tuvo un papel que desempeñar en algunos de los problemas. Pero analizar los asuntos es la única manera de resolverlos.
FUENTE: TN