Comscore

POLICIALES

Se reactivó la causa del ginecólogo por un abuso que supuestamente había prescripto

En el año 2013 hubo una denuncia realizada en el 2° Juzgado de Instrucción de Pablo Flores y, según había trascendido, esa causa quedó dormida y sin efecto por su vencimiento. Resulta que el magistrado no firmó nunca su prescripción y ahora la investigación se reavivó.

/// Por María Eugenia Vega
Hay una causa de vieja data que pesa sobre los hombros de Carlos Martínez, el ginecólogo acusado de abuso sexual, y que supuestamente había prescripto tras ser olvidada en un cajón del despacho del juez Pablo Flores. Pero resulta que se conoció en las últimas horas que esa prescripción no fue firmada en autos por el juez y que la causa seguiría vigente. También se supo que la calificación no sería abuso sexual simple, sino gravemente ultrajante y esto le daría el último volantazo al proceso. Quiere decir que si la causa fue caratulada más rudamente el tiempo de prescripción es mayor: sería de 10 años, porque es el máximo de la pena establecida por ese delito. Si es así, vencería recién en 2023.
Por esta razón, el juez Pablo Flores citó a Martínez para ampliar su indagatoria. Esto se hizo la mañana del jueves. Entonces, aquel expediente que había quedado lleno de polvillo, fue sacudido y puesto arriba del escritorio para seguir su curso. Eso complica la situación del médico acusado porque los delitos se suman, si es que son comprobados. Del resultado de esa sumatoria surgirá una condena más dura, si se quiere, porque así lo dice el Código Penal. Sobre la prescripción del expediente no trascendieron mayores detalles y todo se maneja con hermetismo, por estas horas, en los pasillos del Segundo Juzgado. Es que el juez había dado un paso en falso que lo puso en evidencia. Consultado por Canal 8, en su momento, dijo que el procesamiento de Martínez, por este hecho denunciado hace cinco años, había sido enviado a la sala I de la Cámara y no regresó a sus manos. Sin embargo, desde Apelaciones respondieron con una prueba: el retorno del archivo a ese juzgado había sido firmado el 15 de septiembre de 2014, desestimando así la queja de la defensa y dándole la razón al juez, pero ahí durmió todo este tiempo, hasta que al ginecólogo le hicieron una nueva denuncia en abril de este año, cuando se destapó la gran batería de acusaciones contra ese profesional. Consultado por sanjuan8.com, el exabogado defensor de Martinez, Federico Petrignani, admitió no haber tenido esa causa en la mano, pero que -según le dijeron- la calificación inicial fue abuso sexual simple y por eso habían procesado a su exdefendido. En este caso, que ya exista la confirmación de la resolución judicial sólo se puede cambiar si, en el medio, aparecen nuevas pruebas contundentes que modifiquen la situación. Por este revuelo, el magistrado había quedado en la mira de la Justicia al tratarse de una inacción que tuvo graves consecuencias: el no poder impartirle justicia a una víctima.