Comscore

POLICIALES

Se complica la situación del único detenido por la doble tragedia de Chimbas

Los agravantes que se suman a la causa que investigan por el siniestro vial que se cobró la vida de dos personas, podrían darle un proceso doloso al responsable de 18 años. La razón.


La muerte de Danilo Castillo (14) y de Juan Carlos Oviedo (62) abrió una compleja causa judicial en el 4to Juzgado Correccional, a cargo de María Silvina Rosso de Balanza. El único detenido, que está con custodia policial internado por las heridas que sufrió, Rodrigo Díaz (18) enfrentará un proceso penal que podría dejarlo preso por varios años.
Leé: El mensajes de los clubes para Danilo
Esto dependerá de las pericias y de los testimonios que favorezcan a la investigación, porque hay que comprobar parte por parte, la grave versión de las picadas que trascendió en un primer momento. Si Díaz abandonó por voluntad propia el lugar, si corría picadas al momento del siniestro, si estaba alcoholizado y demás, lo perjudicará seriamente.
El proceso que inició provisoriamente se caratuló como "Doble homicidio culposo" más los agravantes que se sumen bajo las circunstancias que se comprueben. Luego, el criterio de la juez será crucial para definir si se trata de una situación culposa o dolosa, conforme a lo que establece el Código Penal, teniendo en cuenta las modificaciones que se realizaron al respecto de este punto. Mientras tanto, se recaban testimonios para darle solidez al proceso penal.
Leé: Hallaron al conductor que provocó la tragedia
El siniestro
Ocurrió a primera hora del viernes cuando una ambulancia, en la que viajaban cuatro personas: Juan Carlos Oviedo (paciente, víctima fatal), Danilo Castillo (paciente, víctima fatal), Jorge Castillo (acompañante herido) y Oscar Cano (conductor herido) fue impactada con violencia por un automóvil Chevrolet Corsa conducido por Rodrigo Díaz (conductor responsable, herido).
Al parecer, este joven venia corriendo picadas con otros dos vehículos, un Volkwagen Gol rojo y una Renault Kangoo, conducida por Diego Artazo (20) y Gustavo Artazo (40), respectivamente. Los últimos dos sujetos quedaron en libertad después de haber sido demorados por la Policía.