San Juan 8 > San Juan > tabaco

Salud Pública: hay 50 personas en tratamiento para dejar de fumar

Así lo informó Helia Pereyra del programa provincial Control de Tabaco. Este año apuntan a concientizar sobre el daño ambiental que general la colilla.

La Asamblea Mundial de la Salud instituyó el Día Mundial Sin Tabaco en 1987 para llamar la atención mundial hacia la epidemia de tabaquismo y sus efectos letales. En este marco, el Ministerio de Salud Pública de San Juan, a través del Programa Provincial Control de Tabaco realizó una actividad referida principalmente al daño ambiental que dejan las colillas.

Te puede interesar...

Por eso Helia Pereyra, referente del programa, dijo a Canal 8 que el 65% de los residuos que hay en las calles corresponden a las colillas. “Hay que educar sobre el correcto desecho y enseñar que hay que depositarlas en recipientes herméticos como botellas o frascos”, agregó la profesional.

En cuanto a las personas que se encuentran bajo tratamiento médico para dejar de fumar, informó que hay 50 pacientes atendiéndose en el sector público. Paralelamente añadió que Salud Pública cuenta con 19 centros en los que se puede recibir tratamiento.

La Federación Argentina de Cardiología (FAC), en vísperas de conmemorarse el Día Mundial Sin Tabaco, sostuvo que es importante desmitificar al “bajo consumo como inocuo”, y brindaron una serie de “acciones simples para dejar de fumar” entre las que se encuentran:

-Tomar mucha agua.

-Realizar actividad física.

-Efectuar diez respiraciones profundas inhalando hondo por la nariz y exhalando lentamente por la boca.

-Evitar situaciones que se asocien con el consumo de cigarrillos y bebidas alcohólicas.

-Tener a mano sustitutos del cigarrillo como frutas, caramelos o chicles.

Por otro lado, remarcaron que la ansiedad o síndrome de abstinencia de la nicotina desaparece pasados dos o tres minutos.

La FAC informó este lunes que 44.851 personas mueren en el país al años por trastornos cardiovasculares relacionados con el consumo de tabaco y que el 22,2% de la población adulta consume tabaco, una de las cifras más altas de la región.