"
San Juan 8 > San Juan > Nancy Picón

Nancy Picón: "Hoy todas las mujeres, desde el espacio político que sea, tenemos que mostrar capacidad"

La candidata a intendenta de Rivadavia abrió su corazón y contó detalles de su vida íntima. Su camino a la política, su rol de mamá y sus sueños.

Fue mamá cuando tenía tan sólo 17 años y está orgullosa de eso. Tiene 3 hijos, dos de ellos profesionales y una, en la universidad a punto de recibir la bandera. La vida de Nancy Picón parece resuelta, pero todavía tiene mucho camino por recorrer. ¿Hacia dónde vas, Nancy? sanjuan8 le hace una pregunta que la hace sonreír. No se proyecta demasiado porque vive el hoy, aunque no deja de pensar en sus objetivos. Sólo tiene en claro que quiere ser intendenta en el departamento Rivadavia y está trabajando para eso, mientras estudia (porque no deja de prepararse para lograr sus objetivos) y sigue su labor en la Cámara de Diputados.

"Desde los tres años jugaba y soñada con ser abogada. A mí la vida me ha sorprendido gratamente. Al principio sólo deseaba ser mamá y lo fui, muy joven. Gracias a Dios porque más grande no hubiera podido", cuenta Nancy y relata la razón por la cual, un tumor en sus órganos reproductivos, le impidió seguir ampliando su familia. "Lo que soñaba ser de chica lo hice de grande. Estudié junto a mis tres hijos. Una carrera que se hacía en 5 años yo la hice en 10, pero lo logré", recuerda y menciona, sin demasiado detalle, las vicisitudes que tuvo que sortear por su estado de salud.

Nancy sabía desde muy chica que quería estar en la política aunque no tenía claro cómo llegar; aunque sabía a ciencia cierta hacia dónde quería ir. "Tenía 17 años cuando comencé como fiscal de mesa. Yo iba y, de acuerdo al partido político que a mí me gustaba, me ofrecía para ser fiscal. Entendía que era la única manera de cuidar los votos. Luego, comencé a trabajar con Fabián cuando él fue candidato a diputado nacional. Después en 2015, cuando entró como intendente", relató. Ese año, Nancy supo que ella también quería llegar a ser intendenta. "¿Qué pasará de acá a 10 años? No lo sé. Quizás me toque gobernar la provincia o cuidar a los nietos. Aunque creo que mi sueño es terminar mi vida laboral activa, otra vez en mi estudio jurídico", reflexionó.

Te puede interesar...

-¿Te gustaba Fabián Martín, por algo en especial?

-Eramos colegas. Muchas veces hemos hablado sobre distintas propuestas, sobre los valores y coincidíamos mucho, en lo que queríamos y nos gustaría cambiar. Entonces, empezamos a trabajar.

-¿Cómo te sentiste como mujer, en ese momento, dentro de la política?

-Tuve que sortear algunos comentarios. Pero eso tiene que ver con la seguridad que uno siente como persona, como mujer. Yo sabía que estaba donde estaba porque me preparaba para eso. Siempre apostando a estar donde estás por tu trabajo y que la gente se vaya convenciendo de eso. Con el tiempo uno va aprendiendo como es cada uno. Yo soy una vecina más. Desde lo interno, no me ha costado porque nuestro espacio está compuesto por muchas mujeres, por ahí la mirada externa, pero bueno... siempre a la mujer nos ha costado: en empresas, en política etc.

-Desde tu punto de vista y tu perfil como mujer, ¿Cuál sería tu aporte en Rivadavia?

-Mostrar que el género no hace a la capacidad. Muchos colegas me han dicho: bueno, pero hubo una intendenta mujer en Rivadavia que hizo mal las cosas. Sí, claro. Pero también hubo intendentes hombres que las hicieron mal, también. Lamentablemente, a ella se la recuerda porque es mujer. Entonces, todas las mujeres, sea el espacio político que sea, tenemos que mostrar capacidad. Capacidad de decisión, de trabajo. No peleamos por ser más que los hombres yo solo quiero igualdad de trato para mostrar que puedo ser igual o mejor que muchos hombres.

- Cómo te sentís hoy con la política, ¿qué es lo que más te gusta?

-Lo que más me gusta es ver como cambias una realidad. Lo que pasa es que la política municipal es el primer contacto con el vecino. Será por que estuve en acción social, pero muchas veces, cuando un vecino tiene un problema lo primero que hace es llamarte. Pero puede ser un problema de seguridad. Un problema de educación, perdieron a un ser querido, falta de alimento. Cualquier problema, el vecino llama a la intendencia. Poder solucionar un problema por más chico que sea es grande. Hoy un vecino me decía, "yo la voy a acompañar porque usted me ayudó a conseguir una silla de ruedas". Yo estaba cumpliendo con mi trabajo, porque de mí dependía el área de Discapacidad. Lo que hacía era ponerme al servicio de la gente. Siempre le digo a mi equipo, que cuando al finalizar el día logre haber cambiado una sola realidad, una familia aunque sea con poco, ese día ha tenido sentido.

-¿Qué es lo primero que harías en Rivadavia?

-Comenzar a trabajar en mis proyectos. Continuar con un proyecto que era de Fabián, que es de la construcción de unas salas velatorias. Creo que es muy necesario para los vecinos de un sector, sobre todo. También quiero trabajar en la colocación de los jardines maternales. Quiero comenzar con eso. Por lo menos dos en sectores como la bebida, porque las mujeres que salen a trabajar de ahí, lo hacen en nuestras cuadrillas de limpieza. Y muchas veces no pueden dejar a sus hijos solos. Esto las lleva a un montón de problemas. Muchas de ellas sufren violencia de género y no puede salir de ese círculo porque no pueden salir a trabajar. Queremos cuidar a esos chicos y controlar su alimentación. Que tengan educación, como inglés, deportes, música. Es cierto, que no todas son víctimas de violencia, pero ayudar a esas mujeres.

-Me dijiste que cuando tenías 17 años, querías "cuidar los votos", cómo haces ahora para lograrlo...

-Siendo yo. Siendo la mujer que ellos encuentran el domingo en la carnicería y el miércoles en la verdulería. Cuando me ven trabajando en la Cámara o cuando caminamos, porque no lo hacemos desde ahora. Hoy reforzamos las caminatas, en vez de hacerlo tres veces por semana, lo hacemos todos los días en la mañana y en la tarde, pero yo puedo sentarme en un café y encontrarme con vecinos y nunca he recibido una mala mirada. Es mi manera de cuidar los votos.

Temas