"
San Juan 8 > San Juan > crimen

Crimen en el Camilo Rojo: pedirán que los imputados sigan detenidos

Se trata de los dos sujetos que están imputados por el encubrimiento del crimen de Juan Carlos Muñoz. El principal acusado sigue con prisión preventiva.

En la audiencia judicial, el fiscal Nicolás Schiattino se enfocará en Ricardo Lépez Salas (vecino de la víctima) y su hermanastro Joel Flores, ambos imputados por encubrimiento agravado (esto es por ser un delito especialmente grave el del autor) y permanecen en prisión preventiva desde hace casi 45 días (primero de 30 días y luego una prórroga de 15 días más).

Al acercarse el cumplimiento del plazo de la prisión preventiva y al no obtener aún los resultados de las pericias de ADN y de los teléfonos de ambos, es que el representante del Ministerio Público Fiscal solicitará una prórroga al menos por unos 15 días más. Esto es hasta que se obtenga el resultado del cotejo de ADN de la sangre que se encontró en los papeles del cesto de basura que estaba en el baño del vecino, Lépez Salas.

Te puede interesar...

Por otro lado, el principal sospechoso del crimen de Muñoz, Alberto Díaz Núñez, está imputado por homicidio simple en calidad de autor, y permanece en prisión preventiva por 1 año, el mismo plazo de la investigación penal preparatoria.

Cómo vincularon el encubrimiento de los vecinos

Fuentes judiciales informaron que una vecina fue quien contó la conversación que escuchó aquella madrugada, cuando en la puerta de la casa se encontraban Ricardo Lépez Salas y su hermanastro Joel Flores, y se acercó a ellos Alberto Díaz Núñez, el imputado por el homicidio de muñoz. El acusado se habría acercado a ellos, y según el testimonio, les dijo “me mandé una macana, le pegué un puntazo al viejo”. En este contexto, según las fuentes, el dueño de casa, Lépez Salas, lo hizo ingresar a su vivienda para que se limpie y se cambie de ropa.

En la primera declaración a los investigadores, Díaz había dicho que no estaba en esa habitación que le alquilaba muñoz, sino que se encontraba en lo de su hermana. No solamente su propia hermana lo desmintió sino que las cámaras de seguridad lo ubican en la zona, según aseguraron las fuentes.

A partir de esto, hicieron dos allanamientos y quedaron los hermanos detenidos. En la vivienda donde se habría cambiado el imputado, encontraron el baño perfectamente limpio en el tacho de basura había papeles con lo que podría ser sangre.