Policiales
Miércoles 16 de Mayo de 2018

El escalofriante perfil psicológico del acusado de violencia familiar contra su ex, una maestra

Diego Uñates está detenido por violar una perimetral que le impuso la ley para que no se acerque a menos de 1000 metros. Esto es lo que dijo su psicólogo a la Justicia sobre el diagnóstico que presentó, además de la sugerencia de que el tratamiento debe ser de por vida.

/// Por Bárbara Ardanaz


Una mujer y sus dos hijos viven inmersos en una pesadilla desde hace años, envueltos en un mundo de violencia del que hoy finalmente pueden respirar porque la Justicia tomó las riendas del caso. Diego Uñates, el implicado, está detenido por violar la perimetral que le ordenó el Primer Juzgado de Familia.

Este medio tuvo acceso al documento de la audiencia del 6 de diciembre de 2017, fijada entre la presunta víctima y denunciante, su expareja y maestra, María del Valle –de quien se resguarda su identidad por seguridad- y Diego Luis Uñates.


Ante la jueza María Julia Camus, titular Segundo Juzgado Penal de la Niñez y Adolescencia, el psicólogo del implicado, José Nelios Icazzati, expresó su diagnóstico de su paciente. Esta es la escalofriante evaluación del profesional sobre Uñates, su paciente.


El licenciado expresó que Uñates asiste a terapia psicológica sistemática, con frecuencia de una vez por semana. Hemos trabajado el tema de la adicción de mi paciente. Tiene rasgos psicopáticos. Estamos trabajando en la conciencia de su enfermedad. Es un señor desafiante, muy difícil. Estamos trabajando que tiene que respetar que existe otra ley (en referencia a lo expresado acerca del maltrato sufrido presuntamente por parte del Gabinete del Segundo Juzgado). No le consta que el paciente haya sufrido maltrato en dicho Gabinete. Está realizando terapia desde hace 6 meses. Me lo derivó la psiquiatra que lo atendía. Es un negador, tiene un rasgo persecutorio. Le faltan límites. Desde chico maneja plata. Cree que el mundo se mueve por dinero. La Ley la hace el poder.


Considero que el tratamiento del señor Uñates debe ser de por vida, necesita acompañamiento terapéutico. Si se llega a restablecer la comunicación con los hijos, debe ser obligatoria la terapia del paciente y de sus hijos. Y las visitas deben ser supervisadas por un terapeuta que no sea tratante de los progenitores ni de los niños.


Declaró y se quedó sin abogado


Desde el martes 8 de mayo del corriente año, Uñates está detenido en el Servicio Penitenciario Provincial por desobedecer la perimetral que le ordenó el Primer Juzgado de Familia.


Este lunes se presentó ante el titular del Primer Juzgado en lo Correccional, Eduardo Agudo, donde fue indagado por violentar la orden, por daño y amenazas que presuntamente le hizo a su expareja (María del Valle).


A partir de esa llegada a Tribunales se le sumó otro problema más al implicado. Fuentes vinculadas al caso dijeron que en la declaración, el acusado quedó en evidencia, lo que habría generado la ruptura con su defensor y posterior renuncia. El abogado se alejó de todas las causas penales y civiles que pesan sobre sus espaldas.


Deberá buscar uno nuevo próximamente ya que este viernes deberá desfilar nuevamente por los pasillos de Tribunales, porque será indagado, esta vez, por la jueza Carolina Parra, del Segundo Juzgado en lo Correccional, por otra violación a una perimetral por violencia de género.


El caso


Se trata del calvario que vivió la joven maestra jardinera a la que le arrojaron panfletos en la ENI donde trabaja, acusándola de violenta y abusadora. Luego de esto, radicó la denuncia en la comisaría de la Mujer y en el Juzgado de Instrucción de turno para que investiguen el hecho que es falso y que para ella tienen nombre y apellido.


Las sospechas recaen sobre el padre de sus hijos de 9 y 10 años, que tiene una restricción para verlos desde hace un año y desde entonces, fuentes cercanas a la joven manifestaron que no tiene paz.


La perimetral por violencia familiar ordenada en marzo del 2017 y el 3 de mayo de este año mantuvieron la restricción para que el padre no pueda acercarse a 1000 metros a la redonda de donde se encuentre la joven y los niños. Sin embargo, el abogado de la mujer aseguró que en este tiempo hubo varias desobediencias a la restricción impuesta, de hecho, hay 4 denuncias radicadas por la violación de la perimetral.


Finalmente, la causa llegó el lunes 7 de mayo al Primer Juzgado en lo Correccional, y el juez titular Eduardo Agudo junto a la Oficina de la Mujer del Poder Judicial –dependiente de la Corte de Justicia- encontraron entre los antecedentes la perimetral, lo que le permitió al magistrado mandarlo a detener, por entender que la había incumplido.


El implicado fue detenido por Seguridad Personal en su domicilio tras un allanamiento y quedó alojado en la Central de Policía. Según fuentes del caso, entre sus pertenencias le secuestraron el celular, el cual será sometido a las pericias pertinentes, en búsqueda de evidencia respaldatoria de la acusación.

Comentarios