San Juan 8 > Policiales > fotos íntimas

Aumentan los casos de hombres estafados por reenviar fotos íntimas

A pesar de que hay pocas denuncias se advirtió sobre una nueva modalidad de estafa y extorsión. Las víctimas, todos hombres.

Las estafas telefónicas o a través de redes sociales siempre están a la orden del día. Además, las personas que engañan a otras siempre buscan nuevas formas para poder conseguir un objetivo, en este caso dinero rápido. Es así que se conoció que en las últimas semanas se dieron una serie de casos que llamó la atención del área de Defraudación y Estafas de la Policía de San Juan.

Te puede interesar...

A pesar de que no hay muchas denuncias recomiendan prestar atención y estar en alerta. La nueva metodología consiste en que una persona, supuestamente mujer se contacta a través de Facebook o Instagram con un hombre en específico y tras establecer un contacto comienzan a charlar y cuando la conversación sube de tono intercambian fotos íntimas.

Este feed-back se mantiene en el tiempo hasta que de repente los hombres reciben una llamada telefónica de un número generalmente de afuera de la provincia y comienza la extorsión. “Hola, recién le reviso el celular a mi hija que es menor de edad y encontré fotos tuyas te voy a denunciar salvo que me entregues dinero”, suele ser la charla que genera que los engañados depositen hasta $200 mil en una cuenta desconocida.

Esta metodología que crece y tiene a varias víctimas no se suele denunciar porque generalmente los hombres están en pareja y tratan de evitar dar a conocer que fueron engañados y estafados por enviar fotos eróticas.

Personal policial dijo a sanjuan8.com que se registran hasta dos denuncias por mes en el área de Defraudación y Estafas y el comisario Jorge Sánchez en dialogo con sanjuan8.com explicó que a veces es muy difícil llegar a estas personas ya que Facebook demora en dar información.

Además, explicó que muchas veces estas personas eliminan los perfiles por eso recomendó no enviar fotos, ni material intimo ya que el peligro siempre existe y nunca se sabe quién está detrás de la pantalla.