San Juan 8 > País > FMI

Tras frustrarse las expectativas con el FMI, los bonos argentinos cayeron un 7%

La deuda en dólares padeció por la mayor aversión al riesgo en el exterior. El riesgo país llegó a superar los 1.800 puntos.

Mientras que Wall Street atraviesa un reacomodamiento en el inicio de 2022, con un recorte de precios notorio para los papeles tecnológicos, los fondos de inversión redujeron su exposición al riesgo, lo que se reflejó en una fuerte caída de precios para los bonos argentinos en el exterior y, en menor medida, en las acciones.

En el caso de la deuda doméstica, la incertidumbre sobre los plazos y las condiciones de un eventual acuerdo entre el Gobierno argentino y el Fondo Monetario Internacional (FMI) profundizó la cautela inversora, luego de una frustrante presentación del ministro de Economía, Martín Guzmán, el pasado miércoles ante gobernadores.

Te puede interesar...

Los bonos Globales del canje, en dólares con ley extranjera, cayeron en promedio 7% y encadenaron entre el lunes y el viernes cinco sesiones en terreno negativo, tras haber retrocedido un 9% el año pasado.

El riesgo país de JP Morgan, que mide la brecha de tasas de los bonos del Tesoro norteamericano con sus pares emergentes, ascendió el jueves 6 hasta los 1.828 puntos básicos para la Argentina. Al cierre bursátil de este viernes, el indicador de JP Morgan se ubicaba en los 1.801 puntos.

Los analistas de TSA Bursátil precisaron que “durante el 2021 las bolsas de países desarrollados continuaron con la recuperación, tras el golpe del COVID-19. Sobre fin de año, los bancos centrales endurecieron las políticas monetarias laxas que llevaron a cabo para ayudar a la reactivación de sus economías. La variante Ómicron está mostrando elevadas tasas de contagio, pero su baja letalidad por el momento no logra alterar el ánimo inversor”.

En el caso argentino, “con desembolsos al FMI, en 2021, por un total de aproximadamente 5.200 millones de dólares entre capital e intereses, será clave para el 2022 lograr un acuerdo con el organismo, del cual surja un programa consistente y creíble. Las escasas reservas obligan a buscar una extensión en el pago de servicios”, subrayaron desde TSA Bursátil.

Se demora un acuerdo crucial con el FMI

“De concretarse un nuevo acuerdo con el FMI que mejore el perfil de vencimientos del país en dólares y que impulse un plan macroeconómico que proponga llegar al equilibrio fiscal e impulse las exportaciones y la inversión, los bonos en dólares podrían evidenciar subas interesantes por la mejora en la sostenibilidad de la deuda total”, explicaron los expertos de Invertir Online.

De acuerdo con el programa Stand-By firmado en 2018 con el organismo multilateral, el Estado argentino deberá hacer frente a vencimientos por alrededor de USD 21.000 millones en 2022 y USD 19.000 millones en 2023.

Dado que el FMI no concede quitas en los reembolsos de los préstamos otorgados, el Gobierno argentino busca un nuevo acuerdo de “facilidades extendidas”, que amplíe el período de reembolso a 10 años y que tenga una menor carga de intereses.

Durante el 2021 sobresalieron los bonos en pesos ajustables por inflación en contrapartida de la performance negativa de los bonos en dólares, que perdieron entre 9% y 10% en promedio. “Sin embargo y respecto a los bonos en dólares, las perspectivas serían positivas en la medida que finalmente se alcance un acuerdo con el FMI, siendo que el actual riesgo país ubicado en niveles altos debería disminuir en el próximo año en el caso que el país alcance un entendimiento con el organismo”, añadieron desde Invertir Online.

Los unicornios se hundieron 20% en Wall Street

En cuanto a la renta variable, el índice accionario S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires subió un 1,1% en pesos en la semana, a 84.431 unidades, liderado por firmas energéticas y financieras. De todos modos, dicha ganancia se vuelve en una pérdida de 2,5% en dólares, debido al ascenso del “contado con liqui”, con inversores aún indecisos por la falta de acuerdo con el FMI.

La baja de precios de las acciones domésticas no debe escindirse de la toma de ganancias acontecida en Wall Street, donde el índice tecnológico Nasdaq recortó un 4,3%, y el promedio S&P 500 restó un 1,6 por ciento.

Esta tendencia impactó puntualmente en los unicornios argentinos que cotizan en Nueva York: Mercado Libre perdió 19,4% en la semana y Globant, un 20 por ciento. En conjunto, ambas compañías combinadas perdieron unos USD 50.000 millones de capitalización bursátil por este ajuste.

Los dólares bursátiles subieron más de 3%

El dólar libre cerró negociado este viernes, a $208 para la venta, para terminar la primera semana de 2022 sin variantes respecto al viernes 30 de diciembre. El dólar mayorista ganó 50 centavos en la semana, $103,28, con una brecha cambiaria de 101,4% respecto del dólar “blue”.

En tanto, las paridades bursátiles volvieron a estar demandadas y regresaron a su precios más altos en un mes, con un “contado con liquidación” que finalizó a $214,43 (+$6,14 o 3,6% en la semana) y un dólar MEP a $204 (+$7,36 o 3,1% semanal).

El Banco Central concluyó la primera semana del año con un saldo neto comprador de unos USD 107 millones por su intervención cambiaria, según las estimaciones privadas. “Desde junio 2021 que el BCRA no lograba terminar la primera semana del mes con compras por poco más de USD 100 millones”, aportó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio. (Fuente: Infobae)

Temas