Comscore

POR DECISIÓN UNÁNIME

Teófimo López, el nuevo rey en ligero

El estadounidense se impuso al ucraniano por decisión unánime, por amplio margen, cuando el combate había sido más cerrado: se quedó con los títulos mundiales FIB, AMB, OMB y franquicia CMB, en Las Vegas.

Teófimo López Jr (16-0/12 KO) se impuso a Vasyl Lomachenko (14-2/ 10 KO) por decisión unánime y ahora es el nuevo rey ligero: se quedó con los títulos mundiales FIB, AMB, OMB y franquicia CMB, en la burbuja del MGM Grand de Las Vegas, en una pelea que defraudó -luego de generar tanto expectativa- y con un fallo escandaloso.

El ucraniano, experimentado de 32 años, regaló la primera mitad del combate: lanzó muy pocos golpes, mientras que el estadounidense (sin hacer mucho desgaste) se llevaba los asaltos sólo con conectar pocas manos, sobre todo a la zona abdominal.

A partir del sexto asalto, Lomachenko empezó a ganar terreno y a imponer sus condiciones en el ring. Hi-Tech ensució la pelea buscando enojar a López (dio algunos cabezazos) y le causó bastante daño conectando combinaciones, por momentos. Los últimos asaltos fueron lo más emocionante de la pelea.

Finalmente, todo se definió en las tarjetas, y los jueces cobraron protagonismo con su fallo: los tres le dieron la victoria a López por amplia decisión unánime, cuando el trámite había sido muy cerrado. Las tarjetas fueron 116-112 (Tim Cheatham), 119-109 (Julie Lederman) y 117-111 (Steve Weisfeld).

Bob Arum, promotor del evento, aseguró que vio ganar a López por un round de diferencia y expresó su enojo con la tarjeta de Lederman, quien solo le dio un asalto a Lomachenko en toda la pelea. "Puedo ver 8-4, esa es una posibilidad. Pero no puedes anotar 11 asaltos a 1 y decir que viste la pelea. El noveno, décimo y undécimo no fueron cerrados. Aconsejaría a cualquier peleador que tenga que pedirle a la comisión que no nombre a Julie Lederman", afirmó en diálogo con The Athletic.

"En la primera mitad de la pelea se quedó con más rounds que yo, pero en la segunda mitad me la llevé y estuve mucho mejor. Quiero volver a casa y rever la pelea. No puedo comentar mucho, pero definitivamente no estoy de acuerdo con las tarjetas", aseguró Lomachenko, quien dejó enojado el ring apenas escuchó el fallo.

Por su parte, López expresó su felicidad tras consagrarse como nuevo rey ligero. "Para ser como Mayweather, tenés como ser 'Pretty Boy' primero. Tenés que pelear con los que creen que te van a ganar, los invictos. Estoy feliz de ser el primero de los jóvenes en empujar", afirmó.

(TyC Sports)