"
San Juan 8 > Ovación > Brasil

La policía de Brasil reprimió a los argentinos en el Maracaná

En medio del himno argentino se generaron disturbios entre los uniformados y los simpatizantes de la Albiceleste. La Selección se retiró de la cancha.

El Estadio Maracaná fue testigo de momentos de alta tensión durante el clásico entre Brasil y la Selección Argentina en una nueva jornada de Eliminatorias. Antes del inicio del partido, incidentes en las tribunas caldearon el ambiente, marcando un clima muy caliente.

Los problemas surgieron previo al partido debido a conflictos entre las hinchadas, exacerbados por un incidente relacionado con una bandera. Aunque los disturbios parecían haberse detenido, la situación se descontroló cuando los jugadores ingresaron al campo de juego y sonaba el himno nacional.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fdiariohoynet%2Fstatus%2F1727125226268344684&partner=&hide_thread=false

En ese momento, simpatizantes de la Albiceleste reaccionaron a los abucheos, desencadenando una respuesta violenta por parte de los aficionados brasileños. Butacas fueron arrancadas y arrojadas, desatando el caos. La policía militar intervino, usando bastones para reprimir a los hinchas.

Te puede interesar...

Ante la represión, los jugadores dirigidos por Lionel Scaloni se acercaron para defender a los aficionados, enfrentándose a la brutalidad policial. Emiliano Martínez, Cristian Romero, Giovanni Lo Celso, Leandro Paredes y Lautaro Martínez fueron algunos de los futbolistas que se subieron a las escaleras que separan el campo de juego de las tribunas para ayudar a las personas afectadas.

La situación escaló a tal punto que Lionel Messi, seguido por todo el plantel, anunció al árbitro Piero Maza que no disputarían el partido hasta que se garantizara la seguridad. Los jugadores se retiraron al vestuario, mientras dos aficionados heridos eran llevados en camilla, uno de ellos con el rostro ensangrentado.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fdeportes24ar%2Fstatus%2F1727124323998322978&partner=&hide_thread=false

Después de más de cinco minutos de tensión, con la intervención de dirigentes como Claudio Tapia, los jugadores regresaron al campo de juego y el partido se reanudó, aunque el clima aún estaba caldeado.

Estos incidentes no son aislados, ya que se suman a situaciones similares vividas por argentinos en Brasil durante este año, como por ejemplo, lo padecido por los hinchas de Boca en la previa de la final de la Copa Libertadores.