San Juan 8 > País

Multaron a tres bancos por las demoras y por no atender en menos de 30 minutos

La medida fue impuesta a Supervielle, Macro y Nación por hacer esperar más de 30 minutos a sus clientes. Este fin de semana habrá controles en los comercios para corroborar que los compradores reciban un trato acorde. 

 

Tres bancos ya recibieron las primeras multas por no atender en menos de 30 minutos a sus clientes. La Dirección de Defensa del Consumidor de Mendoza comprobó que las sucursales de San Martín y Vicente Zapata del banco Supervielle;  la del Banco Nación, de San Juan y Vicente Zapata, de Ciudad, y la del banco Macro, en Azopardo y Perito Moreno, de Godoy Cruz, tenían largas colas que llegaban hasta la vereda, con demoras muy extendidas, incluso con clientes esperando en la vereda de estas instituciones.

Te puede interesar...

De esta manera, ya puso en práctica la decisión de sancionar a los comercios que no atienden de forma razonablemente perentoria a los clientes, extendiendo igual medida a supermercados, clínicas, comercios del centro y shoppings de la provincia.

Desde que fue anunciada la medida, el titular de Defensa Consumidor, Sergio Rocamora, informó que las denuncias donde se repiten estas situaciones se multiplicaron. 

De igual forma, el funcionario explicó que quienes resulten multados tienen un plazo de cinco días para hacer un descargo y poder presentar un plan para cambiar la situación por la cual se producen las demoras. 

En el caso de los bancos como el Nación, donde la falta de espacio es notoria, deberá refaccionar esas instalaciones, con la indicación precisa de dónde estarán los baños para el público y, por supuesto, evitando que los clientes queden fuera de la sucursal como sucede ahora, padeciendo las inclemencias del clima.

“Si es necesario modificar una infraestructura, vamos a establecer un plazo de unos tres meses, para que se puedan adecuar, como es el caso de los bancos, porque a nosotros no nos interesa la multa, sino llamarles la atención, para que se solucione el problema”, dijo Rocamora.

El funcionario aclaró que la aplicación de la normativa será bajo criterios de razonabilidad y dio como ejemplo el caso de un hipermercado de capitales franceses, que lanzó ofertas muy convocantes y se vio desbordado por la demanda. 

O si se trata de fechas especiales, como Navidad, en las que puede ocurrir que un local con todas las cajas abiertas, la asistencia de público sea masiva y se produzcan esperas.

Un detalle de las reacciones de las empresas frente a la queja de los consumidores es que las más grandes suelen ser menos receptivas a solucionar el planteo del cliente, las de mediano porte están más interesadas en conservarlos y las pequeñas responden de forma irregular, a veces bien, a veces mal.

Pero lo importante para Rocamora, es establecer un proceso de cambio cultural en la relación de los consumidores con las empresas, para que unos y otros conozcan sus derechos y obligaciones.

Estas medidas están comprendidas en el artículo 42 de la Constitución nacional, que establece “un trato digno y equitativo” para los consumidores, y en el artículo 8 bis de la Ley 24.240 de Defensa del Consumidor, que protege los derechos de los mismos. 

Por esta razón, la iniciativa que quiere poner en práctica la provincia “sólo podrá aplicarse en aquellos casos en los que hay una situación de consumo o de prestación de un servicio”, remarcó Rocamora.

Como la ley no habla de contribuyentes, no se puede ajustar a la relación entre contribuyente y Estado, y por eso no se le puede aplicar a ATM (Administración Tributaria Mendoza), por ejemplo, por hacer esperar a la gente más de media hora para hacer un trámite o para pagar un impuesto, explicó el funcionario.

El Día del Padre

Durante esta semana y el domingo inclusive, los inspectores de Defensa al Consumidor harán controles en todos los comercios para corroborar el modo de atención en estos días de alta demanda, no sólo por el tema de las colas, sino también para ver si en los comercios no consideran como efectivo el pago con tarjeta de débito, si los pagos con tarjetas de crédito sufren recargos o si ante una producto fallado, se repara con la provisión de uno de igual calidad o directamente la devolución del dinero.

Asimismo, la Dirección recordó algunas recomendaciones para hacer la compra del regalo del Día del Padre, para evitar  disgusto poscelebración.