Jueves 28 de Diciembre de 2017

El 75% de los sanjuaninos percibió que este año se usó menos pirotecnia para Navidad

La venta de fuegos artificiales disminuyó, así como también el consumo. Esto provocó que en la celebración religiosa se redujera el ruido.

//Por Yanina Urcullu

Los sanjuaninos parecen haber tomado conciencia sobre el uso de pirotecnia. En esta Navidad el 75% de las más de 900 personas consultadas por este medio reconoció que notó una disminución en el uso de los fuegos artificiales.

Capital directamente prohibió la comercialización, mientras que en Santa Lucía y en Rivadavia se tomaron medidas para que los controles sobre la venta fueran más estrictos. Sin embargo los lectores que participaron del testeo, al momento de responder sobre el consumo, señalaron que no hacía falta que se prohibiera la venta, ya que no habían comprado para evitar las molestias que se les ocasiona a las personas con autismo, a los bebés y a los animales. Claramente esto impactó y por ello no hubo un aumento en las ventas de estos productos.

Otro de los puntos claves a tener en cuenta es que los sanjuaninos fueron categóricos a la hora de mostrarse en contra de la venta libre de los fuegos artificiales. Esto se dio luego de que tanto en Rivadavia como en Santa Lucía la Justicia declarara la inconstitucionalidad de la prohibición de vender.

Si bien el índice de quemados con pirotecnia fue igual al del 2016, y en esta celebración un nene de 9 años sufrió graves quemaduras en su rostro, cuello y mano; desde el Servicio del Quemado del hospital Marcial Quiroga argumentaron que las cifras van en descenso. En 2015 se registró el doble de afectados y con cuadros de mayor gravedad. Evidentemente no era necesario ni la prohibición de la venta, ni los controles estrictos, sino que lo más importante era que la toma de conciencia primara para las Fiestas.

Cuidados a la hora de usar este tipo de productos

  • La pirotecnia no debe guardarse en los bolsillos.
  • Evite experimentar o detonar dentro de frascos, botellas, latas u otros recipientes.
  • Nunca hay que tocar o acercarse a productos que no hayan explotado o que aparentemente se hayan apagado. Ante la duda, directamente arroje agua sobre la pirotecnia.
  • Apoye la pirotecnia en el suelo para encenderla y no la sostenga en la mano.
  • Evite usar pirotecnia en lugares cerrados y alejados de garrafas, estaciones de servicio, autos y cocinas.
  • La pirotecnia se parece a una pequeña bomba: jamás la apunte a personas, animales, ventanas o lugares peligrosos.
  • No debe ser manipulada cerca de niños.
  • Lea las instrucciones de uso.
  • Verifique que el recubrimiento combustible de la mecha no se agriete ni desprenda. La misma debe ser lo suficientemente larga.
  • La pirotecnia clandestina potencia los riesgos de sufrir un accidente, ya que suele ser de fabricación precaria y contiene pólvora blanca, cuyos componentes son clorato de potasio y aluminio en polvo. Esta mezcla es altamente peligrosa porque es muy sensible y puede estallar de forma espontánea. En este sentido, es importante verificar que el producto cuente con la certificación del RENAR, el número de inscripción del fabricante (los productos nacionales codifican con una letra F seguida de un número tres dígitos y los importados con una letra I seguida también por un número de tres dígitos) y el código de registro (A-11: artificios pirotécnicos de bajo riesgo; B-3: Artificios pirotécnicos de riesgo limitado; C4a y C4b: Venta controlada).

Comentarios