San Juan 8 > Policiales

Conmoción en las redes por la muerte de una pareja: perdieron la vida por fallas en el calefón

La dramática escena de dos jóvenes muertos en una vivienda de Trinidad levantó un sin fín de sospechas. La clave de la investigación fue la autopsia que determinó “muerte por inhalación de monóxido de carbono”. 

 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      

Un golpe en el rostro de Eduardo González (27) hizo dudar a los peritos. Cuando encontraron los dos cadáveres en una vivienda de calle Rodas en Rawson no podían explicarse a simple vista qué pasó. Por eso, cautelosos, los policías esperaron sacar qué decía la autopsia sobre las causas de la muerte.

Se presume que las jeringas halladas en el domicilio pertenecían a Sara Carrizo (25), una enfermera universitaria que ejercía su profesión. Cuando llegó el personal de Criminalística al lugar, hubo sospechas pero nada comprobado hasta entonces.

Te puede interesar...

Mientras tanto, los comentarios en los medios sobre los allegados y curiosos hacían suponer que algo más pasaba. Las primeras versiones extraoficiales que circularon hablaban de que la joven había matado a su pareja (de un golpe letal) y luego se había suicidado.

Pero la autopsia pudo echarle luz a todas esas hipótesis. Ni tal golpe fue letal, ni las jeringas tenían medicamentos peligrosos. Según el informe de los forenses, inhalaron monóxido de carbono y sufrieron una descompensación.

El cuerpo de la joven yacía boca arriba, en la cama, con ropa interior. Mientras que el muchacho estaba al lado de la cama, tendido en el piso con los pantalones desprendidos. No se sabe a ciencia cierta si el joven intentó advertir la situación pero no alcanzó a pedir ayuda.

Durante la jornada de domingo, amigos y familiares de los jóvenes fallecidos expresaron su pesar en los muros de facebook.