San Juan 8 > juicio

Anularon el juicio contra Uñates por un descuido del juez

Ramón Alberto Caballero tenía cinco días hábiles para presentar los fundamentos y lo hizo a los 10. Ahora se deberá realizar otro juicio y Uñates podría salir en libertad.

Te puede interesar...

Es que Ramón Alberto Caballero, juez de Primera Instancia del Primer Juzgado Correccional, fundamentó la condena a los 10 días hábiles, pero según Código Procesal Penal de San Juan, el tiempo máximo es de 5 días. Por lo tanto, la Sala II de la Corte de Justicia integrada por Marcelo Jorge Lima. Daniel Gustavo Olivares Yapur y Juan José Victoria ordenaron que se anule el juicio y la condena.

sanjuan8.com accedió a la Cédula de Notificación del caso, en la que se expresó que de manera urgente, teniendo en cuenta las características del caso, se realice el nuevo juicio y consiguiente el dictado de la sentencia. “Se ordena al magistrado que corresponda cumpla con la mayor premura por las especiales características del caso para la realización del juicio pertinente”, expresó parte de la cedula enviada a las partes del caso.

cedula dos.jpg

Leé también: Juicio contra Uñates: declaró que "hay un plan macabro en contra de él"

Por esto, es que se realizará un nuevo proceso judicial a cargo de la Unidad Conclusiva que este caso, está compuesta por tres jueces correccionales, pero que luego de un sorteo uno de ellos deberán sentar a Diego Uñates y a la víctima para que cuente nuevamente el calvario que vivió durante años mientras era hostigada y amenazada por su expareja.

Este medio se comunicó con la joven que después de decenas de denuncias logró que se condene en julio del 2020 a un hombre que a través de las pericias psiquiátricas demostró su peligrosidad. “Ya ni siquiera siento bronca, sólo una gran decepción. Es una pena que la ineficiencia de muchos opaque el buen accionar y profesionalismo de unos pocos. Pero es así. No sólo se trata de cargar fuerzas físicas, metales y psicológicas para afrontar un proceso legal. Sino de un gran presupuesto económico que no todos tienen. Y cuando ves que todo el esfuerzo no valió la pena solo quieres tirar todo por la borda”, dijo conmovida la maestra – reservamos su identidad-.

“Hay que hacer todo el debate y lo peor es que hay que pasar por esto de nuevo”, dijo Gabriel Sanz, ex abogado de la joven que no puede representarla ya que también es damnificado y forma parte de la causa por las amenazas que recibió de Uñates.

Leé también: El escalofriante perfil psicológico del acusado de violencia familiar contra su ex, una maestra

En contrasentido, la defensa del acusado que aún se encuentra detenido en el Penal de Chimbas, el abogado Marcelo Fernández Valdez dijo que la sentencia no estuvo basada en pruebas y agregó que no se valoraron las pruebas fundamentales. “Había 15 causas de las cuales quedaron 7, por decisión de la Justicia, y las causas por las que fue a juicio son por desobediencia a una orden judicial”, agregó el abogado.

El caso

La historia de esta mujer salió a la luz en 2018 cuando la expareja del empresario, de la cual llevaba años separados, sufrió una panfleteada en la puerta de la escuela donde trabajaba como maestra de nivel inicial. Allí se la acusaba de violenta y abusadora, pero la historia no comenzó ahí. Por 11 años la mujer, de 36 años, sufrió violencia de género, amenazas e incumplimiento del pago de alimentos, denuncias falsas contra su pareja actual, sumado al daño psicológico que todo esto provocó en sus hijos.

En el 2009, Uñates le pegó y ese fue el click que necesitó para definitivamente alejarse de él (estaban conviviendo desde el 2007). Pero en la separación no encontró el alivio que necesitaba porque él la seguía hostigando, amenazando. Usó a sus hijos para continuar descalificando la figura materna de la mujer y para inventar una causa en contra de la pareja actual de la víctima.

Diego, alias "El pelado" Uñates sigue detenido luego de varias denuncias de su ex pareja.

En 2018 y tras la violación sistemática de las medidas de restricción, Uñates fue detenido. Se convirtió en la primera persona en usar la pulsera electrónica en San Juan, medida impuesta para evitar que siguiera hostigando a la víctima.

En 2019 fue condenado a 1 año y 6 meses de prisión por lesiones agravadas por el vínculo y amenazas contra una expareja, anterior a la maestra de nivel inicial. En esa oportunidad, el acusado luego de tener relaciones sexuales con su pareja la sacó de la habitación y del departamento que compartían, quedando ella completamente desnuda en la calle. Estuvo cerca de 2 horas allí hasta que un patrullero que pasó por el lugar la socorrió.