"
San Juan 8 > A un click > bullying

Sufrió bullying por su aspecto, ahora es modelo, pero no puede sonreír

Tayla Clement tiene hoy 24 años, y durante toda su niñez y adolescencia sufrió bullying por parte de conocidos y compañeros de escuela al sufrir una rara condición congénita.

Concretamente, esta joven neozelandesa parecía -y parece- que no puede ser feliz o, mejor dicho, que no puede expresar felicidad o alegría dado que padece el llamado el síndrome de Moebius.

Se trata de un trastorno que afecta solo a una persona de cada 50.000 y se manifiesta con la imposibilidad de mover el labio superior, por lo que no puede sonreír; debido a los nervios faciales subdesarrollados, tampoco puede mover cejas.

Te puede interesar...

Algunos de los síntomas del síndrome de Moebius son también la desviación de los ojos hacia dentro, el estrabismo, babeo excesivo, paladar hundido y tono muscular flojo, por lo que favorece en la alimentación vómitos, tos y atragantamiento, y problemas en la articulación del lenguaje.

A pesar de todas estas dificultades, Tayla es un ejemplo. De hecho, firmó un contrato de modelaje con una agencia que promueve el trabajo para personas con discapacidades. “Ser tan abiertamente aceptada y apreciada fue increíble”, dijo.

Sobre la discriminación que sufrió por años, explicó: “No tenía a nadie (como yo) a quien ver en las películas, en los medios o en la portada de las revistas, así que me sentí realmente excluida porque no me veía en ninguna parte”.

“Cuando una crece y te dicen que sos fea y que no valés nada, lo creés porque no sos consciente de nada más”, cuanta la joven, quien ahora asegura estar “muy contenta de haber pasado por todo esto, porque puedo inspirar y ayudar a la gente”.