San Juan 8 > A un click > carne

Salsas exquisitas para acompañar carnes

No cabe duda que el asado es una de las comidas favoritas del argentino. Estas carnes, achuras, embutidos y verduras asadas son ideales para el almuerzo del fin de semana. A pesar de su excitó sabor, las salsas o aderezos son los fieles compañeros de esta comida tan típica. Por eso te dejamos los mejores adobos que no podés dejar de probar.

En gastronomía se denomina salsa a una mezcla de ingredientes líquidos o semilíquidos, fríos o calientes que tienen como objetivo acompañar a un plato. Los adobos no solo afectan a las sensaciones del gusto y el olor, sino que ofrecen colores diversos que le cambian la apariencia de la presentación y generan un sin fin de sensaciones.

Te puede interesar...

Salsas exquisitas y rápidas:

Chimichurri casero

Es la primera salsa en la uno piensa cuando habla de asado. Sin dudas, esta mezcla de especies genera un carnaval de sabores en el paladar. Los ingredientes fueron variando a lo largo de los años, pero básicamente se utiliz. ajo, perejil y orégano.

Ingredientes

1 cabeza de ajo.

1 taza de perejil.

2 tazas de orégano fresco o seco.

Aceite de girasol u oliva.

Vinagre.

Sal.

Ají molido.

Preparación

En un bowl colocar los dientes de ajo picados en pequeños trozos (no es necesario usar toda la cabeza), sumar el perejil y el orégano también cortado.

Añadir el vinagre y mezclar hasta obtener una preparación homogénea. Luego sumar el vinagre e incorporar la sal y el ají molido. Colocar el chimichurri en un frasco y llevarlo a la heladera si es que se usará para condimentar la carne en el plato.

Salsa criolla

Otro clásico de clásicos que no puede falta en la parrilla de los argentinos. Si a tus comensales no les gusta lo picante, este aderezo de vegetales es ideal.

Ingredientes

Morrón rojo y verde.

Cebolla morada (u otra).

Cebolla de verdeo (opcional.)

1/2 taza de vinagre.

1/2 taza de aceite.

Sal y pimienta, cantidad necesaria.

Preparación

En un bowl poner todas las verduras picadas en cuadrados chiquitos.

Añadir el vinagre y aceite.

Salpimentar.

Tapar y llevar a la heladera por media hora aproximadamente.

Salsa barbacoa

Es una salsa clásica de Estados Unidos, es común encontrarla en cadenas de comidas rápidas y como compañera de los cortes de carne de cerdo.

Ingredientes

1 cebolla morada

2 dientes de ajo

3 cucharadas de tomate concentrado

3 cucharadas de kétchup

1 cucharada de salsa worcester o inglesa

2 cucharadas de miel

1 cucharada de aceite de oliva

1 cucharada de azúcar

Sal, pimentón y pimienta negra

Preparación

Cortar la cebolla y los dientes de ajo en trozos muy pequeños. Freírlos a una temperatura baja en aceite de oliva, agregar azúcar y mezclar cada tanto hasta formar un caramelo.

Agregar la sal y la pimienta. Retirar del fuego.

Incorporar el kétchup, el concentrado de tomate, la miel, el pimentón, la salsa worcester y mixear todo. Llevar a la heladera hasta que sea usada.

Salsa "Pico de Gallo"

Esta salsa es sencilla y requiere muy pocos ingredientes. Es ideal para hacer y resolver en poco tiempo mientras estás pendiente de como se calientan las brazas.

Ingredientes:

2 tomates peritas que estén maduros, pero firmes.

2 cebollas (sin son moradas mejor porque le da un gusto extra).

Aceite de oliva

Jugo de limón (si es de lima, aún mejor)

Cilantro o perejil picado (no es necesario que sea uno en particular)

Sal y pimienta a gusto.

Preparación:

Primero cortar la cebolla en pequeños cubos de igual manera que los tomates, pero quitándoles las semillas y, si es posible, también la piel.

Poner los cortes en un recipiente y agregar una cucharada de aceite.

Luego, incorporar el cilantro o perejil picado y el jugo de limón o lima.

Salpimentar a consideración.

Por último, mezclar bien y servir al momento de sacar el asado de la parrilla, sin pasar por la heladera porque es una salsa que es un aderezo que se luce más al natural.

Salsa romesco: una delicia poco conocida

Esta receta es tradicional de la gastronomía española, tiene su origen en la ciudad de Tarragona, ubicada al sur de Cataluña. La característica de esta salsa es que todos sus ingredientes deben ser asados previamente.

Ingredientes

2 tomates maduros

3 pimientos choriceros (o rojo)

1 cabeza de ajo

30 gramos de nueces y avellanas tostadas (podés elegir uno)

1 cucharada de vinagre de vino

2 cucharadas de aceite de oliva

1 cucharadita de pimentón

50 gramos de pan tostado

Sal y pimienta a gusto

Preparación:

Quitarle la semilla a los pimientos y cubrirlos en agua con temperatura templada de 30 a 45 minutos, este primer paso es para que se hidraten bien.

Poner en el horno durante cinco minutos las avellanas y nueces, cuando estén tostadas retirarlas y molerlas.

Colocar los tomates en una bandeja junto a la mitad de los dientes de la cabeza de ajo y llevarlos al horno precalentado a 180 grados. Hornear por media hora. Dejar enfriar los tomates a temperatura ambiente y después pelarlos, hay que hacer lo mismo con los ajos.

Para este paso se puede utilizar una licuadora: triturar los tomates, el ajo, los pimientos y el resto de los ingredientes. Sumar pan tostado cortado en trozos, añadir el vinagre de vino y el aceite. Licuar o triturar hasta formar una pasta grumosa. Se puede agregar más ajo o dejarla como está, lo mismo con la sal, el vinagre o aceite.

Una vez terminada, colocar la salsa en un recipiente hermético y llevarla en la heladera hasta que sea la hora de usarla sobre la carne.

Guacamole

El guacamole es un aderezo típico de México que llego a conquistar el mundo.

Ingredientes:

3 aguacates o paltas.

Jugo de medio limón.

1 cda. de aceite de oliva o girasol

2 hojas de menta

1 chile o morrón. Podés utilizar el común o el que es más picante, la elección depende de que tan fuerte quieras el sabor.

Sal cantidad a gusto.

Pimienta cantidad a gusto.

Paso a paso del guacamole:

Licua dos aguacates con el morrón, un poco del jugo de limón y una hoja de menta. Si no tenés licuadora o algún electrodoméstico que triture, podés pisar la palta manualmente con el tenedor y cortar los demás ingredientes con cuchillo. ¡Quedar una salsa más texturizada pero igual de rica!.

Agrega un poco de sal y pimienta en la mezcla.

Corta la palta que te queda en rebanadas gruesas.

En un plato, serví el guacamole de la licuadora.

Incorpora el aceite y un poco más de jugo de limón.

Termina la salsa con la hoja de menta y un poquito de sal.