"
San Juan 8 > A un click > proteína

Proteína animal o vegetal: ¿Cuál es mejor?

A muchos les dalo mismo cualquiera de las dos proteínas, pero las prioridades de un deportista o de un vegano pueden no coincidir.

En términos generales, las personas pueden obtener proteínas de fuentes animales (esto incluye pollo , pescado y huevos) o pueden obtener proteínas de fuentes vegetales, como nueces, lentejas, porotos o cereales integrales .

Hay que tener en cuenta que no siempre el alimento que más proteínas tiene es el más adecuado para nosotros. Tenemos que tener presente cuál es nuestro objetivo. Por ejemplo, si se está en volumen y se quiere ganar peso rápidamente, es posible que la ternera se adapte más a la dieta que el pollo, pero si no se quiere ganar grasa y el objetivo es definir, probablemente convenga más el pollo.

El pescado, por su parte, incluso puede reducir los riesgos de trastornos cardiovasculares, combatir el asma e incluso aumentar la fertilidad.

Te puede interesar...

Otro elemento importante para elegir la carne a consumir, es su contenido en grasa. Por ejemplo, la ternera tiene bastante más grasa que el pollo, pero tiene casi la misma que el salmón.

Un aliado para perder peso

Dado que las proteínas pueden mejorar el metabolismo de una persona, una mayor ingesta de proteínas puede provocar una mayor sensación de saciedad, dijo Amber Schaefer, MS, RDN , líder de nutrición clínica e instructora de nutrición en la Facultad de Medicina y Ciencias de Mayo Clinic de EE.UU.

Y la proteína no sólo ayuda a las personas a sentirse llenas, sino que también puede ayudarlas a sentirse llenas por períodos de tiempo más prolongados.

“[Cada macronutriente] afecta al cuerpo de manera diferente en términos de cuánto tiempo tarda la digestión y el procesamiento en el tracto gastrointestinal”, dijo Velázquez. “En el caso de las proteínas, se necesita más tiempo para descomponerlas y, como resultado, requiere más energía”.

Pollo y claras de huevo o legumbres y quinoa

La Organización de las Naciones Unidas identificaron hace unos años la necesidad de transaccionar las dietas actuales que son principalmente de origen animal hacia dietas principalmente de proteínas vegetales. El objetivo es la sostenibilidad a largo plazo y la seguridad alimentaria.

La población mundial en crecimiento necesita un aumento del suministro de proteínas. Una de las formas de hacerlo es mediante los suplementos de proteínas vegetales que sean lo más parecidas en calidad a los suplementos animales, como el suero de leche, el más consumido.

La proteína de origen animal, hoy por hoy, es la forma óptima de ingerir este macronutriente, ya sea en forma de alimento o de suplemento. Eso no significa que sea la única, ni mucho menos. Cada vez los suplementos de proteína de origen vegetal como la soja, arroz, arveja, gluten de trigo o garbanzo se aproximan más a la calidad de los suplementos a base de leche.

Es posible cambiar los alimentos de nuestra dieta hacia opciones vegetales, manteniendo los niveles de proteína elevados. Para ello elegiremos opciones vegetales ricas en proteína, y siempre podremos complementar dicha dieta con suplementos también vegetales.

FUENTE: TN