San Juan 8 > A un click > Nostradamus

Las 12 profecías cumplidas de Nostradamus que causan asombro

Juraba que sus profecías eran inspiraciones nocturnas, fruto de sus largas noches encerrado en su estudio, donde permanecía custodiado por sus libros, sus proyectos, sus preparados medicinales. Eran mensajes -decía- que provenían del cosmos porque todo lo que ocurría en la Tierra estaba relacionado con los movimientos de los astros. Dios les había comunicado a través de los planetas esas predicciones.

Pero su difusión tenía complejidades y reparos. Hablar abiertamente de estas señales que enseñaban sucesos y anticipaban hechos que no habían ocurrido era una práctica arriesgada. Los escribió en un lenguaje críptico y enigmático, lo que habilitó un sinnúmero de interpretaciones. Así nacieron las Centurias, que se animó a editarlas en Lyon en el año 1555, cuando pensó que podían ser de alguna utilidad. Fue tal el éxito que ampliaría, en sucesivas ediciones, con más predicciones. Son, en total, 6338, que, como están escritas en un lenguaje elíptico, es posible darles más de un significado.

Te puede interesar...

Es la obra de Michel o Miguel de Nôtre-Dame. O, simplemente, Nostradamus. Había nacido el 14 de diciembre de 1503 en Dame tras la Saint-Remý-de-Provence, Francia. Estudió letras y humanidades en Aviñón y en la Universidad de Montpellier se formó como médico. Pero fue más que eso: también mago, también astrólogo. En 1546, la peste negra que arrasó con la vida de millones de europeos, también se llevó a su esposa y a sus dos hijos, un niño y una niña. Se casó nuevamente. Para entonces, era un hombre que percibía inspiraciones por las noches sobre hechos que no habían ocurrido y los plasmaba en papeles.

Eligió ocultar sus profecías: temía ser condenado, ser considerado hereje, ser perseguido por la Inquisición, ser enjuiciado. Sus versos mayormente escritos en cuartetas generó misterio y atrajo a las personas que buscaron en ellos develar acontecimientos y a la vez anticiparse a otros. Sus seguidores afirman que Nostradamus predijo varias catástrofes del mundo desde su época hasta el futuro año 3797, fecha en que supuso que acontecería el fin del mundo.

Predijo, según su séquito de seguidores, el ascenso de Adolf Hitler al poder, los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki, el asesinato del presidente estadounidense, John F. Kennedy, y su propia muerte, que ocurrió el 2 de julio de 1566 en Salón de Provenza a causa de una enfermedad. La infinidad de estudios aseguran que él mismo explicó que su técnica adivinatoria “se basaba en sentarse delante de un trípode frente al cual había un recipiente de cristal con agua, hasta que llegase, en forma de llama luminosa, la inspiración profética”.

Doce predicciones de Nostradamus en sus Centurias

-El asesinato de John F. Kennedy: “El gran rayo cae de día, mal y predicho por portador postulado: siguiente presagio cae de noche, conflicto en Reims, Londres, etrusca bubónica”, escribió en la cuarteta XXVI de la Centuria I.

Los intérpretes de las profecías consideran que esta fue la predicción sobre el asesinato del presidente de los Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, en 1963 y el de su hermano, Robert Kennedy. El entonces senador murió el 6 de junio de 1968, casi 26 horas después de haber recibido tres disparos de bala.

Bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki: “Cerca de las puertas y dentro de dos ciudades, habrá dos azotes como nunca vio nada igual, hambre, dentro de la peste, por el hierro fuera arrojados, pedir socorro al gran Dios inmortal”.

En agosto de 1945, el presidente de los Estados Unidos, Harry Truman, ordenó que se realizaran ataques nucleares sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki. Esta tragedia marcó el inicio del final de la Segunda Guerra Mundial. Según las interpretaciones de las profecías del mago parisino, la Cuarteta VI de la Centuria II se refiere a ese ataque.

-El gran incendio de Londres: “La sangre de los justos será demandada de Londres. Quemados por relámpagos de veinte tres los seis. La dama antigua caerá de su cargo alto, de misma secta, muchísimos serán matados”, el texto pertenece a la profecía de la Centuria II, Cuarteta LI.

Entre el 2 y 5 de septiembre de 1566 la ciudad de Londres ardió en llamas y más de 70 mil personas perdieron todo. Lo asombroso de ese grave episodio -del que se cree que ocurrió por el descuido de un panadero- es que hubo seis muertes, un numero considerado bajo y “afortunado” debido a la magnitud del fuego.

-Asunción al poder de Adolf Hitler: “De lo más profundo del Occidente de Europa, de gente pobre un niño nacerá, que por su lengua seducirá a las masas, su fama en el reino de Oriente más crecerá”, escribió en la Centuria III, cuarteta XXXV.

Si bien mencionó frecuentemente varios sucesos relacionados con el ‘führer’ y hasta incorporó anagramas como ‘Hister’ en su escritura, se considera a esa cuarteta como la que refiere directamente al criminal nazi, líder nacional socialista que llevó a Europa a la Segunda Guerra Mundial y fue responsable del genocidio y el horror del Holocausto.

Muerte del papa Juan Pablo I: “Elegido Papa del elector será burlado, súbitamente con frecuencia emocionado, dispuesto y tímido. Por demasiado bueno y dulce a morir provocado, temor oprime la noche de su muerte guía”.

El papa Juan Pablo I, elegido en 1978, llegó al pontificado tras una elección controvertida y murió a los 33 días de asumir el cargo. Pese a que no existen pruebas, los estudiosos de Nostradamus aseveran que fue asesinado en la noche del 28 de septiembre de 1978 porque pretendía combatir la corrupción de las altas esferas del Vaticano.

-La tragedia de Los Andes: “La voz oída del insólito pájaro, sobre el cañón del respiral suelo. Tan alto se elevará del grano la tarifa, que el hombre del hombre será antropófago”, escribió en la Centuria II, cuarteta LXXV.

Los estudiosos de su vida aseguran que con esas palabras predijo la tragedia del vuelo 571 de la Fuerza Aérea de Uruguay que con cinco tripulantes y 40 pasajeros se estrelló en la Cordillera de los Andes, el 13 de octubre de 1972. Las víctimas del avión eran miembros y jugadores del equipo de rugby Old Christians de Uruguay, se dirigían a un partido amistoso en Santiago de Chile y luego de 72 días fueron rescatados. Para poder alimentarse, soportar el frío y no morir debieron alimentarse de las vísceras de los cuerpos de los fallecidos. Solo 16 lograron sobrevivir.

-Atentado a las Torres Gemelas del 11 de septiembre: “Cinco y cuarenta grados el cielo arderá, fuego acercándose a la gran ciudad nueva: al instante, gran llama esparcida saltará”. El texto pertenece a la cuarteta XCVII de la Centuria XI y los expertos consideran que se refiere al atentado contra las Torres Gemelas en Nueva York, ocurrido el 11 de septiembre de 2001.

Los datos que tuvieron en cuenta es que Nostradamus habla de “la gran ciudad nueva”, que sería Nueva York, y además menciona el ángulo desde el cual los testigos vieron aquel trágico ataque. Fue el peor atentado en la historia de los Estados Unidos con casi tres mil muertos. El grupo Al Qaeda impactó dos aviones de pasajeros secuestrados en las Torres, las cuales quedaron reducidas a escombros.