"
San Juan 8 > A un click > parejas

El método 7-7-7 de las parejas para no perder la pasión

Este método es un sistema que da pautas para establecer horarios dedicados a pasar tiempo de calidad con nuestra pareja.

Uno de los principales problemas al que se enfrentan las parejas de varios años de relación es la monotonía, sobre todo cuando los hijos entran en la ecuación, ya que, mantener una relación requiere esfuerzo, pero las responsabilidades del día a día pueden hacer que apenas se tenga tiempo para dedicar a la otra persona, que pasa a convertirse en un compañero con quien repartirse las cargas.

Según un nuevo estudio publicado en la revista Couple and Family Psychology, el 65,8% de los hombres y el 73,8% de las mujeres divorciadas consideran que su pareja debería haber dado más para evitar que la relación se hundiera.

Por mucha complicidad y cariño que exista entre una pareja, la falta de detalles y tiempo en común puede hacer que esa conexión decaiga con el paso del tiempo. Por ello, los expertos recomiendan establecer algunas normas para asegurarnos de no descuidar el vínculo. Una de ellas es el método 7-7-7, que se hizo viral en Internet durante los últimos días.

Te puede interesar...

En qué consiste el método 7-7-7

No son pocos quienes aseguran que establecer horarios y reglas rígidas en una relación para dedicarse tiempo el uno al otro elimina la pasión. Pueden tener su parte de razón si identifican la pasión con la espontaneidad, pero a veces la falta de tiempo elimina la posibilidad de ser impulsivo. Por eso, agendar momentos para pasar ratos de calidad con la pareja puede ser la única solución y es ahí donde entra el juego el método 7-7-7 que tiene las siguientes pautas:

Una cita cada siete días: la primera regla supone dedicar algunas horas a pasar tiempo con tu pareja a solas y sin distracciones ajenas. Aquí se incluye salir a cenar o al cine, tomarse algo en una terraza antes de comer, dar un paseo sin niños por la naturaleza, cualquier excusa es buena para pasar tiempo juntos. Eso sí, es importante que la conversación no gire en torno a los niños o las responsabilidades del día a día.

Una escapada cada siete semanas: en este caso se habla de planes más elaborados y especiales, como ir a ver un concierto juntos, visitar una exposición o pasar una noche solos en un hotel. Algo que requiera una cierta preparación previa y pensar en el otro mientras se está organizando, para tener en cuenta sus gustos y preferencias y reforzar esos pequeños detalles en común que hicieron que el vínculo se forjase al principio de la relación.

Unas vacaciones cada siete meses: la última regla del método 7-7-7 puede ser la más difícil de cumplir para las parejas con hijos, pero es importante intentar sacar un período de tiempo un poco más largo para compartirlo con la persona que quieres a solas. Esto hace más fácil desconectar de verdad de las responsabilidades del día a día y disfrutar de verdad de la compañía del otro. Puede ser un fin de semana si no se dispone de más tiempo o cerca de casa si la economía es el problema. Lo importante es comprometerse activamente en hacerlo posible para reforzar el vínculo con la pareja.

Qué dicen los expertos sobre el método 7-7-7

La psicoterapeuta británica Lucy Beresford aseguró que es importante que el tiempo con la pareja sea de calidad, para que pueda fortalecerse la relación y que los pequeños gestos del día a día son necesarios para mantener el vínculo: miradas de complicidad, mensajes interesándose por el estado de la otra persona, regalarle algo a la pareja por el simple hecho de acordarse de esa persona.

Beresford asegura que hay que tener en cuenta que, por más que se cumplan las pautas del método 7-7-7, no servirá de mucho si la otra persona no se siente “respetada, querida, escuchada y vista”. “Puedes tener una cita o unas vacaciones con tu pareja, pero si pasa el tiempo faltándote al respeto o hablando constantemente por teléfono, eso no mejorará tu relación”, concluye la psicoterapeuta.

Para reforzar la importancia del método 7-7-7, un estudio publicado en el Journal of Marriage and Family, encontró que las parejas que se comprometían a pasar tiempo de calidad juntas regularmente tenían una mayor satisfacción marital y una menor probabilidad de divorcio.

FUENTE: TN