San Juan 8 > A un click > celular

Cómo mantener a salvo tu información privada en el celular

Antes de conectarte a una Wi-Fi pública verificá que sea segura, evitá hacer click en enlaces sospechosos y no te olvidés de cerrar la sesión cuando termines de usarla.

Internet está al alcance de casi todos. Con una cobertura prácticamente global, las redes abiertas y gratuitas de Wi-Fi se han convertido en la opción más popular para conectarse a la red.

Sin embargo, este método tiene un riesgo: la facilidad de sufrir ciberataques que vulneren la privacidad y roben datos privados de las personas.

Te puede interesar...

A raíz del creciente número de casos de sustracción de información por parte de hackers y ciberdelincuentes, Microsoft Argentina lanzó una guía con una serie de recomendaciones para evitar caer en diferentes trampas virtuales a través de Internet.

¿De qué manera los hackers acceden a la información privada?

Los ciberdelincuentes están siempre atentos a los movimientos de los usuarios de Internet. Espían las redes sociales, intentan captar los datos que la gente publica y tratan de interceptar la información que se transfieren de diferente manera por la red. Así, puede acceder a claves bancarias, contraseñas de cuentas e información privada y valiosa.

Al usar redes de Wi-Fi públicas, los usuarios no solamente exponen su actividad sino también sus datos personales. Por esta razón, aquí te compartimos siete importantes recomendaciones para mantener a salvo tu información y tus dispositivos cuando tengas que conectarte a una red de Internet abierta.

Verificá la conexión

Al iniciar sesión en el Wi-Fi en un lugar que no sea tu casa, como por ejemplo un hotel, un bar, una biblioteca o un aeropuerto, es necesario verificar el nombre exacto de la red con un empleado para evitar engaños y conectarse a una red alterna insegura.

Conectate a una red cifrada o encriptada

Conectarse a estas redes requiere un poco más de trabajo. Por lo general es necesario encontrar el nombre correcto y saber la contraseña para acceder. Tener este nivel de seguridad, en especial en lugares públicos, es esencial para mantener a salvo los datos de navegación.

Prestá atención a la navegación y los enlaces

Tanto para los adultos como para los menores, es fácil distraerse y ser absorbidos por las ofertas online. No es raro tener la tentación de comprar algo, o hacer click en algún atractivo enlace sin darse cuenta de que la información personal podría estar en riesgo.

En cuanto a los descuentos y las ofertas, antes de poner la tarjeta conviene estar seguro que el sitio que vende ofrezca las garantías mínimas en la compra.

Desactivá la conexión automática al Wi-Fi

Es fundamental evitar conectarse a redes desconocidas o que sean de dudosa procedencia. Si tu smartphone se une de manera automática a las redes circundantes, podés desactivar esta función en la configuración del dispositivo.

Apagá el Wi-Fi cuando termines de usarlo

Las computadoras o smartphones aún pueden transmitir datos incluso cuando no estén en uso. Es importante asegurar que se haya deshabilitado el Wi-Fi de la red pública cuando termines de usarlo.

Evitá las transacciones financieras

Si la única conexión disponible es una red pública, es importante evitar transacciones que impliquen un alto grado de confidencialidad, como por ejemplo operaciones bancarias, compras o cualquier tipo de actividad que requiera el uso de contraseñas o números de tarjeta de crédito o débito.

Es mejor esperar hasta llegar a una red segura para realizar este tipo de transacciones personales.

Navegá por sitios HTTPS.

Buscá la S en la dirección web de los sitios en los que navegás. Los sitios web falsos o poco seguros tiene una URL sin esa letra al final de https://

Además verificá que en la barra de dirección encuentres el pequeño icono del candado para confirmar una conexión segura.

Último consejo: actualizá tu antivirus

Incluso aquellos que tomen todas las precauciones de seguridad posibles podrían enfrentarse con problemas. Por eso es fundamental contar con una sólida solución de seguridad de Internet instalada en todos los equipos, como por ejemplo un antivirus.

Este tipo de programas ejecuta de manera continua un escaneo de malware sobre todos los archivos de tu computadora o dispositivo móvil. Mantenerlo actualizado es vital para conservar a salvo toda tu información y datos privados.

FUENTE: TN