País
Jueves 03 de Septiembre de 2015

Un informe reveló que en Argentina hay más de 6000 personas desaparecidas

Son 3.231 mujeres y 2.801 hombres. Es la primera vez que se realiza un estudio con los datos de las autoridades provinciales y nacionales.

La Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX), en un trabajo conjunto con la asociación civil Acciones Coordinadas Contra la Trata (ACCT), presentó un mapa nacional donde cruzaron los datos de todas las policías provinciales y dependencias gubernamentales especializadas. Es el primer documento oficial y nacional sobre la desaparición de personas elaborado durante el gobierno kirchnerista.
Según el informe, "actualmente en el país existen 6.040 casos de niñas, niños, adolescentes y personas adultas que son buscadas. De esas 6.040 personas buscadas, 3.231 son niñas, adolescentes y mujeres adultas y 2.801 son niños, adolescentes y varones adultos".
Además, agrega: "El grupo etario que concentra mayor número de desapariciones es el de 12 a 18 años con una tendencia aún más marcada en el caso de mujeres adolescentes. En el caso de los varones, las denuncias presentan una frecuencia más regular".
Los datos oficiales señalan que, aproximadamente, en 1 de cada 20 casos la persona que desaparece es víctima de un delito.
Sobre las provincias, algunas cifras: en cuanto a la región Nordeste, es mayor el número de mujeres buscadas, que representan el 67% de los casos denunciados, contra el 33% de los hombres. El total es de 417 casos. Los desparecidos tienen, principalmente, entre 11 y 16 años: se registra un pico de 46 casos a los 16 y otro de 39 casos a los 15. En el Noroeste, el 61% de los 1.593 casos corresponde a mujeres y el 39% a hombres. Sólo en Tucumán, buscan a 806 mujeres.
En cuanto a la recopilación de datos y sistematización de las búsquedas a nivel nacional, el documento indica: "Una clara muestra de la precaria situación actual es que no existe regulación alguna, ni siquiera para las primeras acciones que deben desplegarse frente a una desaparición. En efecto, esta falencia ha sido reparada por las fuerzas de seguridad a través de resoluciones internas, en algunos casos". Señalan, además, que la falta de información específica de las personas buscadas es uno de los principales problemas de los investigadores policiales y judiciales. Hay ejemplos donde ni siquiera se conocen los números de documento de la persona buscada.
Infobae 

Comentarios