San Juan 8 > San Juan > Facebook

Una denuncia de Facebook vinculó a Campodónico con el tráfico de pornografía infantil

La investigación se abrió luego de un reporte de compañía al NCMEC que trabaja con CABA. En San Juan le secuestraron todos los dispositivos de almacenamiento electrónico.

Cuando Facebook advirtió, hace un par de meses, un proceso de filtración de imágenes pornográficas en la web, reportó de inmediato a National Center for Missing & Exploited Children, que es la organización que trabaja contra la explotación sexual infantil. Entonces, la NCMEC avisó a CABA sobre los pasos que estaban dando los abusivos en internet. Una nueva investigación se abrió y derivó en el hallazgo de una persona que participaba del contrabando de imágenes pornográficas de niños en la red.

Te puede interesar...

Leé: Uñac echó a Campodónico

En Buenos Aires, el Ministerio Público Fiscal tiene una unidad especializada en Delitos Informáticos que trabaja en la Red 247 con varias jurisdicciones, a la que se unió hace tiempo San Juan, desde la UFI ANIVI. Este fue el camino previo a la activación del sorprendente hallazgo que dejó boquiabiertos a los funcionarios locales y a las altas esferas de gobierno provincial.

Desde el NCMEC detectaron que desde un domicilio en Rivadavia, San Juan había tráfico de imágenes que ingresan en el ámbito de "niños sometidos a situación de sexo y abuso", según las primeras investigaciones. El IP involucrado está a nombre del reconocido responsable del Museo Gnecco, quién solo vive con su madre de edad avanzada.

La fiscal encargada de la investigación, Valentina Bucciarelli, habló con sanjuan8.com, para explicar los detalles de la investigación.

En allanamientos realizados cerca de las 21 del viernes, la Policía retuvo todos los elementos que implican almacenamiento electrónico de datos como evidencia para analizar. El delito que se le imputará será "Pornografía Infantil", como actividad de producción, oferta, comercialización, distribución etc, de representaciones sexual con niños y niñas como víctimas.

Otro hecho de pornografía infantil en San Juan