San Juan 8 > San Juan > internado

Siguen internados los bebés que sufrieron accidentes domésticos

El bebé al que se le cayó un TV continúa internado en Terapia Intensiva Pediátrica con "pronóstico reservado". Mientras que otro pequeño que sufrió quemaduras en Rawson está estable.

En las últimas horas se registraron dos graves accidentes domésticos en bebés. El primero de ellos ocurrió el viernes pasado en el barrio Valle Grande, Rawson. A un pequeño de 12 meses se le cayó una olla con agua hirviendo y afectó parte de su cuerpo; a cuatro días de aquel incidente se supo que continúa internado en el hospital Marcial Quiroga en el área del Quemado y por estas horas está estable y se le realizan curaciones.

Te puede interesar...

Leé también: Un bebé quedó en grave estado luego de que se le caiga un TV

Por otra parte, en horas de la mañana del lunes se conoció el caso de otro bebé de 12 meses al que se le cayó un televisor “tubo” de 29”. El pequeño de nombre Pedro sufrió Traumatismo Encéfalo Craneano y a 24 horas del accidente continua internado en el área de Terapia Intensiva Pediátrica con “pronóstico reservado”.

Accidentes domésticos

Existen, según las edades, distintos tipos de accidentes. En los bebés recién nacidos y hasta los 6 meses de vida, hay que tener mucho cuidado con los pequeños al dormir. El síndrome de muerte súbita del lactante se da en niños menores de 1 año, ocurre durante el sueño y no puede ser explicada luego de una investigación exhaustiva.

La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), ha señalado que mueren tres chicos al día por accidentes en el hogar. Por ello, en reiteradas oportunidades ha pedido que se tomen medidas de prevención, las que dependerán de la edad del niño.

En los niños de hasta el año de vida, los problemas con la comida son comunes. La alimentación debe ser en papilla y bien picada para impedir el ahogamiento. Hay que tener en cuenta que en esta etapa de la vida, los infantes reconocen los objetos a través de la boca, por ello el real peligro de que ingieran distintos elementos que les provoquen la obstrucción de las vías respiratorias.

Cumplido el año de vida, los niños ya comienzan a caminar y se mueven por sí solos. En este periodo generan mucho peligro las esquinas de las mesas, sillas, las alfombras en pisos muy lisos, las ventanas abiertas que lo mueven a trepar para alcanzarlas. Las escaleras son un elemento muy peligroso para los chiquitos igual que las teteras u ollas dejadas sobre la cocina.