"
San Juan 8 > San Juan > Servicio Penitenciario

El sector 5 del Servicio Penitenciario tiene una avance de obra del 84%

El espacio suma 15.100 m2 cubiertos y contará con más de 200 celdas.

El secretario de Estado de Seguridad y Orden Público, Gustavo Sánchez, visitó la obra del futuro Sector 5 del Servicio Penitenciario Provincial, con el objetivo de conocer los avances del sector de pabellones, que alcanza un 84% de finalización, y el inicio de las obras complementarias, que llevan un 5%. El espacio suma 15.100 m2 cubiertos, sumados los pabellones, oficinas, veredas, rampas, calles, etc.

Este edificio resuelve el problema actual de sobrepoblación carcelaria, al igual que se garantiza la seguridad y el óptimo desempeño de los agentes penitenciarios. Cuenta con cuatro (4) pabellones, contribuyendo en su totalidad 236 celdas, nuevo cierre perimetral, servicios y obras complementarias. El edificio contempla lugares para el trabajo de los agentes, con salidas totalmente independientes y de emergencias por cualquier situación que se pueda presentar, estructuras antimotín e instalaciones antivandálicas.

Te puede interesar...

El diseño de cada Pabellón responde a un esquema “podular”, donde las celdas se ubican en 2 niveles alrededor de un espacio de uso común. La nueva unidad contará con 58 celdas comunes y una para personas con discapacidad, todas con dimensiones de 3.20m x 2.20m y equipadas con cama, taquilla, escritorio y banco, cumpliendo con los estándares penitenciarios internacionales. Además, las PPL tendrán acceso a un salón de día, equipado con mesas y bancos fijos, caracterizado por su doble altura, buena ventilación e iluminación.

El área también incluye sanitarios, duchas, lavabos y una mesada con anafes, todo diseñado con equipamiento antivandálico. Además, se podrá disfrutar de un patio de esparcimiento deportivo.

Para garantizar la seguridad y la eficiencia del personal penitenciario, se ha diseñado un puesto de control de dos niveles, ubicado estratégicamente para permitir una supervisión completa del pabellón. Este puesto cuenta con accesos y salidas independientes para resguardar la integridad de los agentes. Además, se incluyen instalaciones sanitarias y un office para el personal.

Cada pabellón de la nueva unidad dispondrá de tres salas de entrevistas, destinadas al trabajo de psicólogos, sociólogos y otros profesionales que apoyan el tratamiento penitenciario dispuesto por Ley.

El complejo contará con una sala de máquinas, plenos técnicos, vigilancia, esclusa y salida de emergencia, esclusa y entrada antimotín, y una cabina para residuos. Los cuatro pabellones estarán unidos a través de alambradas de seguridad, formando un gran espacio abierto conocido como "recinto penal", que incluirá veredas y espacios verdes mantenidos por los propios internos como parte de su laborterapia.

Rodeando el recinto se encontrará un espacio de seguridad con una doble alambrada, que garantizará la protección del área. Además, el proyecto contempla la construcción de una sala de bombas, transformadores y otros elementos necesarios para su operatividad total.

Obras Complementarias

Las obras complementarias están diseñadas para apoyar el tratamiento de las PPL y optimizar el trabajo del personal penitenciario. Estas instalaciones incluirán espacios para visitas familiares e íntimas, un Salón de Usos Múltiples (S.U.M.) para capacitaciones, guardia interna, enfermería y depósitos.

El edificio de tratamiento y servicios contará con un salón de visitas familiares con capacidad para 200 personas, sanitarios individuales, un sector de cocina y lavado, y un patio exterior equipado con juegos infantiles. El S.U.M. también tendrá capacidad para 200 personas y estará equipado con sanitarios individuales y un sector de cocina.

Además, habrá dos puestos de control penitenciario estratégicamente ubicados para supervisar los accesos y el interior de los salones, 11 dormitorios para visitas íntimas con baño privado, y accesos controlados a través de esclusas y boxes de requisa.

La guardia interna dispondrá de puestos de control 24 horas, un retén con office, una sala con lockers para el guardado de elementos de seguridad, dos dormitorios para personal, sanitarios y vestuarios.

En cuanto a la atención médica, el complejo incluirá una enfermería y un consultorio médico, asegurando que las personas reciban la atención sanitaria necesaria.

El diseño de estos espacios responde a una arquitectura austera pero segura, enfocada en dignificar la condición humana de las personas y reforzar sus vínculos afectivos y familiares. Estos espacios también garantizarán que las visitas no accedan a áreas restringidas, creando un ambiente más adecuado para la interacción.

La nueva Unidad Nº 5 del Penal de Chimbas representa un avance significativo en el tratamiento penitenciario, promoviendo la rehabilitación y el respeto hacia las PPL, y proporcionando al personal penitenciario un entorno de trabajo más seguro y eficiente.