Crimen por empalamiento
Miércoles 19 de Septiembre de 2018

Hombre empalado: la Justicia dispuso un intenso rastrillaje con perros en busca del arma homicida

La investigación por el asesinato de Ramón Escudero (65) comienza a tomar color. El juez ordenó allanamientos para esta jornada de miércoles y sacó a trabajar a Canes con prendas de vestir de la víctima.

/// Por María Eugenia Vega

Durante este miércoles, la Justicia comienza a darle forma al aberrante crimen de Juan Ramón Escudero (65), el hombre que fue empalado en su vivienda de Santa Lucía. La primera disposición judicial fue realizar un intenso rastrillaje con los perros de la División Canes para hallar el arma homicida. Además, el titular del 4to Juzgado de Instrucción, Martín Heredia Zaldo, ordenó una serie de allanamientos, porque sigue los pasos de una posible línea investigativa. Uno de los elementos con los que cuenta, inclina la balanza hacia la hipótesis de que Escudero conocía a su agresor.




La intensidad de la investigación por estas horas se fue acrecentando. Durante toda la mañana de este miércoles, el titular del 4to Juzgado de Instrucción estuvo a puertas cerradas analizando sus medidas. De ese despacho salieron finalmente varias órdenes de allanamientos que se realizarán durante la jornada. Además, se llevarán a cabo pericias de luminol en la escena del crimen, a cuatro día del hecho.



La premisa está puesta en la necesidad de encontrar la prueba del delito, el objeto contundente con el cual empalaron a la víctima. Para eso, Canes trabaja con ropas de Escudero y con material humano, según revelaron fuentes judiciales a sanjuan8.com.



Esta investigación se realiza con base en el informe forense que fue el que determinó la lesión anal en el cuerpo de la víctima. El caso es que parece que fue evidente y no se advirtió en la escena del crimen, lo cual implicaría una grave falta entre los peritos encargados de levantar el cuerpo. En los pasillos de Tribunales hay incertidumbre y molestia por este tema. Si hubo errores habrá que llamar la atención a quienes les corresponda, indicaron desde la Fiscalía.



Por el momento, la prioridad es hallar al responsable o al menos armar un abanico de sospechosos que puedan echarle luz a lo ocurrido. Escudero fue encontrado boca abajo con sangre en la cabeza (creyeron que fue por un golpe al caer) y con su pantalón roto en la parte trasera. Estos signos de ataque podrían ser de índole sexual o no; simplemente un ajuste de cuentas, aunque la forma denota ese aspecto.




Las primeras personas que encontraron el cuerpo, el sobrino de la víctima y su pareja, no se dieron cuenta de este detalle y llamaron a la Policía creyendo que había sido una muerte natural, ya que Escudero era un hombre enfermo. Sin embargo, en la sala de autopsias el cadáver reveló lo peor. Aunque estas dos personas fueron demoradas algunas horas, se fueron a sus casas después de hablar a puertas cerradas con el juez y de contar lo que sabían. Ahora podría haber novedades.


Comentarios