Comscore

POLICIALES

Crónica de una búsqueda salpicada de errores: por qué pasaron casi 10 horas hasta encontrar a la nena

Los captores tuvieron un margen de casi medio día para llevarse a la nena a 15 kilómetros de su casa. Un hallazgo afortunado, pero tardío, que pudo haberse resuelto antes de que cayera el sol, si la madre hubiese denunciado a tiempo.
Por Maria Eugenia Vega

A las 3 de la madrugada, desesperados golpes en la puerta se escucharon en el silencio de la noche, cuando el comisario Jorge Carrizo entró a la vivienda de Alto de Sierra, rogando que la nena estuviera bien. La vio dormida, acostada en un colchón precario y mugriento que estaba siendo vigilado por ese sujeto con antecedentes que fue detenido por Carrizo, apenas el comisario pudo sacar afuera el primer suspiro.

LEE TAMBIÉN:
El dato de una vecina permitió dar con la pequeña que desapareció de Chimbas

LEÉ TAMBIÉN:El dato de una vecina permitió dar con la pequeña que desapareció de Chimbas

Esperó los refuerzos mientras la miraba, pensado emocionado por dentro en la sensación increíble de haber logrado el resultado por el que tanto rezó. Ya no es parte de Búsqueda y Rescate, sólo se convirtió en un mero especialista en la materia y por eso fue convocado. Con todo su conocimiento sabe que esta no es la primera vez que se extravía un menor, alguien tan pequeño y vulnerable que merece toda la atención de la fuerza policial. Igual fue convocado, ahora en Valle Fértil, para ser parte del operativo que desplegaron desde las 21 del lunes, cuando la Policía recibió la denuncia de la mamá de Mía.

LEE TAMBIÉN:
Después de 9 horas de búsqueda, encontraron a la nena de 4 años desaparecida

LEÉ TAMBIÉN:Después de 9 horas de búsqueda, encontraron a la nena de 4 años desaparecida

No lo repite por prudencia, pero sabe que la clave de todo operativo exitoso está en la denuncia, en los minutos a favor que ganan los investigadores para resolver el caso y en la confianza que los uniformados les brinden a los testigos para que hablen y digan lo que vieron. El tiempo, en este caso, fue un arma de doble filo. Si bien, todo salió conforme a lo deseado, hubo horas de incertidumbre que, de tratarse de depredadores sexuales u otro tipo de delincuentes, pudo ser voraz.

En este caso, los dos sujetos que están detenidos no fueron encontrados violentando a la nena. La mujer estaba dormida al lado de la menor, que parecía estar tranquila. El hombre hacía lo mismo en el piso de la vivienda, no parecía querer hacerle daño. La pregunta que aparece en la cabeza de los investigadores fue “para qué se la llevaron”; pero la sospecha de la condición mental de la mujer podría responder esa pregunta.

La historia es por qué el hombre no la entregó cuando su esposa llegó con Mía, y mirando sus antecedentes, también se podría responder ese otro interrogante. Sin embargo, la situación de ambos sigue siendo complicada porque el secuestro de una persona no es un título benévolo para el código penal.

Pero volviendo al tiempo de hallazgo, y aclarado las condiciones en las cuales fue hallada la menor, la Policía reconoció que hay que aceitar mecanismos para que las cosas salgan cada vez mejor. ¿Por qué no todo es victorioso? Porque el primer testimonio apareció a casi 5 horas de perdida la niña, fue porque una mujer verdulera escuchó la noticia en la prensa y se comunicó con la Policía.

Sin embargo, esa información pudo haberse dado mucho antes, ya que la historia se difundió cerca de la medianoche, pero la nena permanecía desaparecida desde las 18.30. ¿Por qué los medios tardaron tanto en pedirle ayuda a la población? Porque la Policía tardó tres horas en confiar la noticia de suma importancia; ¿y porqué la Policía activó su operativo cuando la noche cayó? Porque la madre hizo la denuncia tres horas más tarde de la desaparición de la nena.

Todo fue aletargado y el tiempo, en este caso, es clave. Entonces, una vez más el sistema deberá ajustarse, si la población, la Policía, los medios, toman conciencia de la importancia de comunicar lo que saben, lo que vieron, lo que escucharon y actuar.

LEE TAMBIÉN:
Por Ariel Tapia, se abrió una división que recibió 315 denuncias por menores desaparecidos

LEÉ TAMBIÉN:Por Ariel Tapia, se abrió una división que recibió 315 denuncias por menores desaparecidos

En una búsqueda que pudo haberse definido en un par de horas, osea, antes de que se esconda el sol del lunes, faltó rapidez. Hay que aceitar mecanismo de búsqueda para seguir festejando victorias y no lamentar otra vez un caso con el de Ariel Tapia.

LEE TAMBIÉN:
Seis años sin Ariel Tapia: las estremecedoras señales que indican que lo mataron

LEÉ TAMBIÉN:Seis años sin Ariel Tapia: las estremecedoras señales que indican que lo mataron