Policiales
Lunes 11 de Junio de 2018

Acusado de violencia familiar por su ex: Diego Uñates tiene 8 causas penales en su contra

El implicado tiene procesos abiertos en cuatro Juzgados en lo Correccional; en el Segundo de Niñez y Adolescencia y en el Primero de Familia. Hasta el momento, está procesado en dos y continúa alojado en el Penal de Chimbas.

/// Por Bárbara Ardanaz

Diego Uñates, el hombre que fue acusado de violencia familiar contra su expareja y que está detenido en el Penal por violar una restricción perimetral, tiene varias entradas y salidas semanales a Tribunales. Es que el implicado tiene 8 casusas penales que pesan sobre sus espaldas, entre otras demandas.


El caso tomó trascendencia pública cuando salió a la luz que a una maestra jardinera -expareja de él y madre de dos de sus hijos- le arrojaron panfletos en la ENI donde trabaja, acusándola de violenta y abusadora. Luego de esto radicó la denuncia en la Comisaría de la Mujer y el estremecedor relato de la joven se viralizó a través de las redes sociales.


El calvario cesó cuando el juez del Primer Juzgado en lo Correccional tomó las riendas del caso y detuvo a Uñates, por entender que había incumplido una restricción perimetral de acercarse a su expareja e hijos.


A partir de esto, saltaron todas las denuncias y demandas civiles en su contra en los diferentes juzgados de la provincia, por diversos motivos. Estas son las causas:


Primer Juzgado en lo Correccional (juez Eduardo Agudo):

* Violencia Familiar: fue en el marco de la panfleteada que le hicieron a su expareja, María del Valle.

* Daño al vehículo de la actual pareja de su ex: fue radicada en febrero de 2018.

Ambas fueron acumuladas en una sola causa y su situación judicial es procesado.


Segundo Juzgado en lo Correccional (jueza Ana Carolina Parra):

* Violencia familiar y desobediencia judicial (acumuladas): radicada en agosto de 2017 cuando Uñates intentó entrar al sanatorio donde estaba internado el menor de los hijos que tiene con su expareja. El viernes de la semana fue indagado y reconoció que fue a dicho lugar, pero no sabía que la restricción perimetral era de 1000 metros. En los próximos días debe resolver su situación procesal la magistrada.


Tercer Juzgado en lo Correccional (jueza Mónica Lucero):

* Desobediencia Judicial: fue remitida al Primero de Instrucción. Se inició a principios de 2017 cuando Uñates se llevó a los dos chicos que tiene junto a María del Valle, sin su autorización. Según fuentes del caso, él le dijo que "no los iba a ver más".

* Desobediencia judicial: radicada en diciembre de 2017, cuando se acercó a la ENI donde trabaja su exmujer y su hijo menor lo vio en el lugar. Por esta causa fue indagado y la jueza deberá resolverlo en los próximos días.

* Desobediencia judicial.

Las tres causas fueron acumuladas.


Quinto Juzgado en lo Correccional (Matías Parrón):

* Desobediencia Judicial: fue en abril de 2017, cuando Uñates se acercó al Centro ANIVI mientras le realizaban la Cámara Gesell a sus hijos en instancias de la denuncia por exhibiciones obscenas que él le realizó a la pareja de María del Valle. Por esto, el novio de la joven fue sobreseído al no existir prueba alguna de que los hechos denunciados fueran verídicos y el contundente testimonio de los niños asegurando que las acusaciones que hicieron se las pidió Uñates, según informaron fuentes del caso.

* Amenazas: radicada por el exabogado penal de María del Valle, tras amenazarlo directamente con su familia. El juez rechazó el pedido de eximición de prisión que hizo el acusado.

* Amenazas y lesiones: la última expareja de Uñates lo denunció y el implicado fue procesado.


Primer Juzgado de Instrucción (juez Alberto Benito Ortiz):

* Denunció falsamente por exhibiciones obscenas a la pareja de su ex: el implicado fue sobreseído y el magistrado ordenó remitir las actuaciones a la fiscalía de turno para que se investigue la presunta comisión de un delito que podría ser Falsa Denuncia. Todavía no se instruye.


Segundo Juzgado Penal de la Niñez y Adolescencia (jueza María Julia Camus):

* Alimentos, tenencia y régimen de visitas de sus dos hijos: el informe del psicólogo de parte indicó que Uñates es una persona que no acepta límites y necesita tratamiento de por vida. La demanda civil es por la regularización de alimentos que puede terminar bajo denuncia penal por incumplimiento de los deberes de asistencia familiar. El abogado pidió cuota suplementaria, al declararse insolvente el implicado.


Por otro lado, se inició la suspensión de responsabilidad parental para que no tenga ningún derecho como padre de los dos chicos. Los oficios fueron iniciados en el Primer Juzgado en lo Correccional.


Primer Juzgado de Familia (jueza María Estela Tejada de Vega):

* Violencia familiar: fue radicada en marzo de 2017 y se dictó una prohibición de acercamiento, medida que fue violada en reiteradas oportunidades y que han valido todas las causas penales enumeradas. En virtud de la peligrosidad, la jueza ordenó que en caso de ser excarcelado Uñates por el Primer juzgado en lo Correccional, le coloquen una tobillera electrónica.


Se espera que en los próximos días lo trasladen desde el Servicio Penitenciario Provincial -donde está alojado- hacia Tribunales para hacer una ampliación de indagatoria.


Comentarios