San Juan 8 > País > mensajes

Nuevos mensajes revelan más intentos de asesinato a Cristina Kirchner

La pericia de los celulares de Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte confirman no sólo la premeditación sino varios intentos frustrados de cometer el atentado.

El agresor de la vicepresidenta Cristina Kirchner, Fernando Sabag Montiel, y su novia, Brenda Uliarte, están cada vez más complicados a medida que avanza la investigación del intento de asesinato: las pericias de sus celulares revelaron que hubo otros intentos previos de asesinar a la titular del Senado.

La causa que llevan adelante la jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rivolo advirtió sobre la premeditación de la "Banda de los Copitos", como se denomina al grupo de vendedores de copos de azúcar que integra la pareja detenida, entre otros, para atentar contra la vida de la expresidenta.

Te puede interesar...

Pero según los mensajes encontrados entre ellos, los sospechosos ya habían intentado asesinar a Kirchner en la vía pública en reiteradas ocasiones de las últimas semanas, cuando una multitud de militantes organizó una vigilia en la puerta de su casa en Juncal y Uruguay como muestra de apoyo en medio del juicio por la causa Vialidad.

¿Qué dicen los mensajes entre Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte?

"No, no es que se dé cuenta, el tema es que hay una cámara de C5N, y hay poca gente, y la gente se está yendo, y el momento es ese, ahora ya es tarde", dice uno de los mensajes entre ambos y añade: "Son las 12 y ella salió a esa hora, y era a esa hora, o sea el escenario era con ella porque la habrán seguido. ¿Entendes?".

En otro intercambio, Sabag Montiel le escribe a su pareja: "No, ya se metió adentro y el escenario el anfiteatro lo sacaron. Le toqué la espalda a Axel Kicillof y se metió en un Toyota Etios eh y se fue, un quilombo".

Y continúa: "Está arriba pero no creo que salga asi que ya fue, deja, voy para allá, quedate ahí. No traigas nada".

El contenido de los mensajes da cuenta de que el ataque a la vicepresidenta fue planificado e incluso se intentó llevar a cabo en varias oportunidades pero sin éxito. Estos intercambios forman parte de las pruebas de la investigación judicial.

Del celular de Sabag Montiel, que fue reseteado de fábrica cuando se intentó acceder a la información, solo se rescataron fotos del acusado con un arma y de Uliarte también con una pistola. Después de este avance clave en la investigación, la jueza Capuchetti dictó una vez más el secreto de sumario, que se había levantado cuando se conocieron las fotos de Sabag Montiel con el arma del atentado.

Tras esta revelación, es inminente el procesamiento de ambos pero para ello la jueza deberá ampliar la indagatoria de los detenidos ya que hay nuevas pruebas en la investigación.