San Juan 8 > País > Pablo Ventura

Caso Báez Sosa: el padre de Pablo Ventura gritó que los acusados "son unos cobardes"

José María Ventura defendió a su hijo en la tercera jornada del proceso por el crimen de Fernando Báez Sosa.

Tomei comenzó su interrogatorio de José María Ventura preguntándole por la demanda por daños y perjuicios que su hijo le realizó al Poder Judicial y a la Procuración, donde reclama diez millones de pesos por su encarcelamiento y sus cuatro días de encierro. “Habría que hablar con el abogado”, dijo, en referencia al patrocinante, Marcelo Olmos, al que Tomei anunció que citaría como testigo.

Ventura padre, por pedido de Burlando, contó cómo la falsa acusación de Pablo, seguida de su detención, repercutió en la familia. “Nos hicieron mucho daño. No es por hacernos las víctimas, pero nos cambió la vida porque Pablo no quería salir de casa. Después de a poco empezó a salir a remar y salir al gimnasio”, dijo.

Te puede interesar...

Y siguió: “Tuvimos bronca mucho tiempo. ‘¿Por qué tanta cizaña?’, pensábamos. Aparte de bronca, lo que tenían estas personas contra mi hijo era envidia, porque él era completamente diferente a ellos”.

Ventura padre dijo que él conocía a Marcelo Comelli, padre de Enzo Comelli: “Estaba todo bien hasta que me quiso tomar de tonto”.

“Cuando viajé a Villa Gesell, me dijo que ninguno de estos pibes lo había nombrado a Pablo y era imposible”, contó.

“Después de la barbaridad que hicieron, para mí, son asesinos”, dijo sobre los rugbiers: “Hicieron un acto de cobardía total: nombrar un inocente. Los diez. Y hablo de los diez, porque tanto (Alejo) Milanesi como (Juan Pedro) Guarino (sobreseídos en la causa) estaban al momento del allanamiento y ellos escucharon quien lo dijo. ¡Yo digo que son unos cobardes!”, gritó José María Ventura.

Al dejar su asiento, miró enfurecido a los acusados. En ese momento, Máximo Thomsen dejó caer su barbijo al mentón.

Burlando y Tomei interrogaron a Pablo Ventura

“Debe haber sido Lucas Pertossi porque siempre la flashea conmigo. Te juro que ahí si voy a ir preso pero por matarlo”, escribió Ventura en otro chat a su amigo, que fue ventilado en la audiencia.

La presidenta del tribunal, Claudio Castro, intervino y pidió que Pablo diga si él escribió esos chats. Ventura los reconoció como propios. Burlando preguntó si odiaba a los acusados. Al contrario de los chats, el testigo expresó que no.

El querellante, tras consultarle cómo fue su detención, preguntó cómo se llevaba con los imputados: “Antes los conocía de vista y nada más. Y después lo mismo porque nunca más los volví a ver”, siguió. Se le preguntó “por qué motivo pasó todo esto, por qué tu nombre aparece en el expediente”. El joven remero reiteró lo que expresó en múltiples ocasiones: “Porque alguien me nombró y nunca supe quién fue”.

Luego, fue el turno de Hugo Tomei de contrainterrogar al testigo. Le preguntó si alguna vez lo atacaron. Ventura dijo que no. También aseguró que no tiene conocimiento de que alguna vez “hayan dejado internado a alguien”. “No, ni idea”, agregó.

Poco después, el interrogatorio concluyó y fue el turno de José María Ventura.