San Juan 8 > Ovación > Francia

Francia ganó 3-1 ante Polonia y avanzó a los cuartos de final

Les Blues se impusieron por 3-1 sobre las Águilas Blancas en el Estadio Al Thumama por los octavos de final y jugará con Inglaterra o Senegal.

Francia derrotó 3-1 a Polonia en el estadio Al Thumama, por los octavos de final del Mundial de Qatar 2022. Los goles para el conjunto Galo los marcaron Olivier Giroud y dos de Kylian Mbappe, mientras que para los polacos descontó Robert Lewandowski de penal. Francia enfrentará al ganador del cruce entre Inglaterra y Senegal.

Te puede interesar...

Francia fue la primera selección en sacar su pasaje a los octavos de final. El campeón defensor lideró el Grupo D con seis puntos y solo perdió uno de los últimos diez partidos. El seleccionado de Didier Deschamps ganó seis de los últimos siete partidos.

https://twitter.com/TyCSports/status/1599446127145005056

LO QUE PASÓ EN EL PARTIDO

El primer tiempo de Francia-Polonia fue un regalo dominguero del Mundial. Un muy lindo partido para ver y bajar la espuma que dejó el Argentina-Australia del sábado (con injusto sufrimiento incluido).

De un lado, la Francia prolija y glamourosa que se para con cuatro atrás, dos al medio, tres más adelantados y un solo punta. Del otro, la Polonia que Argentina dejó chiquita pero que quería revancha ante grande. Los polacos se pararon con cuatro atrás, un suelto al medio, otra línea de cuatro más adelante y arriba, solito mi alma, Lewandowski.

Esas disposiciones presumían de un dominio de Francia, pero no. El partido tuvo de todo. Con llegadas de los dos equipos. Bien Francia teniendo la pelota y esperando las apariciones de Kylian Mbappé. Bien Polonia mordiendo en cada sector y abriendo hacia la izquierda para que desborde Przemyslaw Frankowski.

Y así se armó el lindo partido para ver. Si aparecía Mbappé, el estadio de venía abajo. Es indescriptible la electricidad que genera cada aparición del delantero. Cuando se prepara para el uno contra uno es imposible no pararse de la butaca. De esas mandadas suyas surgieron los mejores momentos de Francia. Cruzó dos centros que descolocaron a los recios polacos. Aunque los dos primeros tiros al arco de Francia fueron remates de Aurelien Tchouamen y Ousmane Dembele.

mbappe.jpg

En un momento de esos primeros 45 minutos, Polonia le discutió la posesión a Francia. Y se impuso. De ese lapso surgió un zurdazo de Robert Lewandsowki que pasó cerca.

Adelantada Polonia, cometió un error de equipo que no está acostumbrado al manejo de pelota durante tantos minutos seguidos. Un corte de Dembelé terminó en un pase gol que Olivier Giroud no alcanzó a aprovechar.

Polonia perdió una pelota en el medio y propició un contragolpe de Dembelé, que asistió a Giroud, pero el centrodelantero no llegó.

Pero Polonia estaba ahí. Se sintió a gusto con eso de jugar en campo de Francia. Y gestó la más clara. El arquero Hugo Lloris le atajó un remate franco, certero y frontal a Piotr Zielinski. Y de la misma jugada surgió otro disparo de Sebastian Szymanski, que fue despejado en la línea.

Mbappé tomó nota de la incomodidad en la que estaba su equipo y tomó la lanza. Es capaz de generar peligro por sí solo y lo hizo con un gambeta y un zurdazo que se fue cerca. Y después… y después de le metió el pase gol a Giroud en el cierre de la etapa. Los genios hacen genialidades.

En el inicio del segundo tiempo, Francia mostró sus credenciales. Griezmann tuvo su gol en un tiro libre que le devolvió el arquero Wojciech Szczesny.

Francia le encontró la vuelta al partido con pases filtrados para laterales que rompían las líneas y daban el pase atrás. Lo malo fue que ningún delantero pudo conectar ese pase atrás.

Mbappé, mientras tanto, seguía jugando de Mbappé: gestionando sus ataques. Otra vez recostado en la izquierda, se fue yendo hacia el medio buscando un resquicio para patear. Y lo encontró. Su bombazo rebotó en una pierna de un defensor polaco y no entró de milagro.

Esos primeros 15 minutos del segundo tiempo fueron de dominio total de Francia. Adrien Rabiot manejaba la pelota a gusto. Griezmann distribuía y Mbappé desequilibraba.

Polonia estaba adormecida, sin atisbos de reacción. Sin embargo, esa impericia de Francia para alcanzar el segundo gol fue lo que potenció a Polonia. Cada pelota detenida era una esperanza para Polonia. Zelensky lideró ese intento polaco.

Hasta que… hasta que Mbappé llegó a ese gol que se le negaba. Pase de Dembele y bombazo de derecha para inflar la red. Faltaban 15 minutos y ya estaba todo listo. Polonia no iba a tener la suerte de Australia contra Argentina de encontrar un gol que lo vuelva a poner en partido.

Cuando no le quedaba nada al partido a Mbappé le quedaba otra barbaridad: la de hacer un golazo de antología con una definición de derecha. El 10 contra Polonia. El 10 contra todos. El Mundial de Mbappé. A la función de Mbappé el Var le dejó un lunarcito al cobrar un penal que terminó transformando en gol Lewandowski. Acaso haya pasado para que en esta nota pongamos que Mbappé también le ganó a Lewandowski.